Lissavetzky critica el trato del Gobierno de Gallardón a la Policía Municipal

Dice que los "rasguños" causados en las primarias ya están "prácticamente restañados"

madrid

| 07.01.2011 - 16:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha asegurado hoy que la Policía Municipal tiene una "cierta falta de autoestima generada por el trato que recibe del equipo de Gobierno y sus responsables", y ha abogado por transmitir a este cuerpo un mayor "reconocimiento".

Jaime Lissavetzky, que ha sacado esta conclusión tras reunirse con responsables de la Policía Municipal en las instalaciones de Arganzuela inauguradas hace menos de dos meses, ha explicado que es el mismo diagnóstico que viene extrayendo de sus visitas a otros servicios municipales, como el de Bomberos y Samur.

"Extraigo el mismo diagnóstico que en otros servicios municipales que he visitado y es que existe un alejamiento; no hay una proximidad, hay un alejamiento de estos servicios y hay una cierta falta de autoestima generada por el trato que reciben del equipo de gobierno y sus responsables", ha denunciado.

A su juicio, la percepción que tiene la sociedad de este cuerpo y que él comparte es "muy positiva", por lo que ha felicitado a sus responsables y les ha transmitido "reconocimiento por su labor".

Ha explicado que, debido al incumplimiento de la promesa electoral del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, de crear en torno a 1.500 plazas más, los policías municipales tienen una "mayor carga de trabajo", pero ha asegurado que la llevan con "absoluta dignidad" y que "nunca dejan de hacer nada de lo que tienen que hacer".

Sin embargo, ellos "en muchos casos no son suficientemente retribuidos en las horas extraordinarias que utilizan" y en otros "ni siquiera obtienen un reconocimiento de esa labor, lo que entiendo que les puede parece más doloroso", ha subrayado.

"Hay que hacer un reconocimiento mayor a la Policía Municipal en una ciudad en que su trabajo, junto al de la Policía Nacional, que sí ha aumentado el número de efectivos de forma importante, y el de la Guardia Civil es un trabajo efectivo. La inseguridad ciudadana en la capital está mejorando, pero hay que ocuparse de atender más al cuerpo de la Policía Municipal", ha proclamado.

En la reunión con el candidato socialista han participado el oficial de guardia de hoy en Madrid y la responsable de la Unidad de Atención y Protección a la Familia (UAPF), entre otros.

Tras prometerles "más cercanía y reconocimiento" y "mayores dotaciones", Lissavetzky ha recogido ideas para su programa electoral, como duplicar las 200 plazas de tutor que hay en los centros escolares (Gallardón prometió 700, una por centro), y ha observado que el "moderno" edificio de Arganzuela "se hizo con fondos del Plan E, porque en Madrid sí invierte el Gobierno".

ELECCIONES

Por otra parte, Lissavetzky ha asegurado este viernes que los "rasguños" causados en las primarias madrileñas del mes de octubre ya están "prácticamente restañados".

"Las primarias generaron algunos rasguños, como lo definió el propio secretario general del PSM, Tomás Gómez, pero esos rasguños están prácticamente restañados", ha señalado tras una visita a las instalaciones de la Policía Municipal.

El también secretario de Estado para el Deporte ha contestado así después de ser preguntado por una encuesta publicada días atrás por el diario 'El Mundo', en la que se señalaba que Esperanza Aguirre ganaría votos el 22 de mayo mientras que Tomás Gómez perdería porcentaje respecto al obtenido por Rafael Simancas en los comicios de 2007. Eso sí, conseguiría recuperar puntos respecto a la encuesta de mayo del año pasado.

Lissavetzky ha defendido que las encuestas que valen "son las del día de las elecciones" pero que si se compara esta última con la de hace un año queda patente la subida del PSOE. Preguntado sobre si las primarias madrileñas han enturbiado la imagen socialista en la sociedad, el candidato ha declarado que el proceso generado ha sido el contrario.

"Tuvimos unas primarias que ojalá tuvieran todos los partidos. No voy a referirme a lo que ocurre en Asturias con el PP. Celebramos primarias para que los militantes eligieran quién querían que les representara en las elecciones. Generaron algunos rasguños, como definió Tomás Gómez, pero esos rasguños están prácticamente restañados", ha manifestado.

Asimismo, el socialista ha asegurado que en el PSM "no hay un enfrentamiento en la actualidad de nadie con nadie, todo lo contrario". También ha apuntado que su relación con Tomás Gómez es "estrecha y de trabajo".

En cuanto a la confección de la lista electoral que encabezará, Lissavetzky ha señalado que sigue los plazos marcados y que finalizarán el 26 de febrero con un Comité Federal de Listas. "Todo va en tiempo y por el camino pensado", ha añadido.