Libertad con cargos para los 21 detenidos por la reyerta del Calderón

Acusados de un delito de riña tumultuaria, deben comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado

Todos los arrestados negaron ante la juez que hubieran quedado para pegarse

Son 4 del Frente Atlético y 17 de Riazor Blues, Bukaneros y Allkor Hooligans

madrid

| 03.12.2014 - Actualizado: 17:11 h
REDACCIÓN

La juez de guardia decretó anoche la libertad con cargos, por un delito de riña tumultuaria, para los 21 detenidos por la reyerta del domingo entre aficionados radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, en la que murió un aficionado deportivista.

En el auto, la titular de del Juzgado de Instrucción número 34 de Madrid, María del Coro Martínez, deja en libertad a todos los arrestados -4 del grupo ultra Frente Atlético y 17 de los colectivos radicales Riazor Blues, Bukaneros y Allkor Hooligans- pero con la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Todos los arrestados han declarado ante la juez y han negado que hubieran quedado previamente para pegarse, han precisado fuentes jurídicas. Durante la vista, la Fiscalía ha solicitado prisión para siete miembros del Riazor Blues y para dos del Frente Atlético, así como que no se les deje acercarse al estadio Vicente Calderón, pero la juez lo ha rechazado.

Entre estos detenidos que han quedado en libertad no figuran los presuntos autores de la agresión que provocó la muerte a Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, cuyo cadáver llegó ayer a las 17:15 horas al tanatorio de A Coruña para ser enterrado este miércoles.

DOS DIAS EN DEPENDENCIAS POLICIALES

Los arrestados, que han permanecido dos días en dependencias policiales tras su detención el domingo, llegaron a las 13:40 a los juzgados de Plaza de Castilla en cuatro furgones. Pero su declaración no ha arrancado hasta horas después, a las 18:25 horas, debido a que la fiscal había pedido estudiar el atestado policial antes de que comenzarán a declarar los acusados.

Los arrestados han prestado declaración desde esa hora y hasta las 21:00 horas y finalmente han abandonado los juzgados a las 22:00 horas, entre aplausos de familiares y allegados y ante un amplio despliegue policial de la Unidad de Intervención Policial, los llamados antidisturbios.

Durante la mañana de ayer, a las puertas de los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, la madre de uno de los jóvenes del Riazor Blues detenidos deseó que disuelvan este grupo radical tras condenar los hechos ocurridos cerca del estadio Vicente Calderón.

LA FISCALÍA DE MADRID RECURRIRÁ LA LIBERTAD DE 9 DE LOS DETENIDOS

La Fiscalía de Madrid recurrirá la decisión de la juez María del Coro de dejar en libertad a nueve de los 21 detenidos el pasado domingo en la reyerta de las inmediaciones del estadio Vicente Calderón al estar en contra de esta postura por la conducta que desplegaron en la riña, tal y como consta en los atestados policiales.

Así lo ha adelantado el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, quien ha apuntado que, una vez que se les notifique el auto, "la idea" es recurrirlo. En las comparecencias de ayer, el fiscal pidió prisión sin fianza para dos ultras del Frente Atlético y para siete de los hinchas del Riazor Blues. Pese a las peticiones, la magistrada dejó a los 21 detenidos en libertad.

Tampoco aceptó la solicitud fiscal de que se les prohíba acercarse a las inmediaciones del Calderón, una decisión a la que se opone también el Ministerio Público. "Se trata de que no se acerquen para que no se vuelvan a repetir estos hechos. Van al fútbol a montarla", ha aseverado.

Respecto a las personas a las que se pidió prisión sin fianza, Moix ha reseñado que se hizo por su "conducta desplegada" en la reyerta, conforme a los atestados policiales, y para evitar la reiteración delictiva.

El abogado de los 17 ultras del Deportivo detenidos señaló ayer que todos sus clientes negaron que hubiera una quedada previa, manifestando que fueron agredidos por los ultras del Frente Atlético en las inmediaciones del estadio.

UNA PELEA "A MANO ABIERTA"

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo, sobre las nueve de la mañana, cuando unos doscientos ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo, estos últimos apoyados por otros grupos ultras de ideología similar, se enzarzaron en una reyerta.

La Policía Nacional continúa con el análisis de las imágenes de esa pelea para identificar al autor o autores de la muerte del aficionado deportivista.

Los "hombres de confianza" de las hinchadas ultras del Frente Atlético y de los Riazor Blues iniciaron hace dos semanas los contactos telefónicos para citarse el domingo 30 de noviembre en los aledaños del estadio Vicente Calderón y mantener una pelea "a mano abierta", es decir, sin armas.

La "quedada" se gestionó hace quince días entre los máximos responsables de estos grupos ultra, que habitualmente mantienen contacto porque disponen de sus respectivos números de teléfono, según informaron a Efe fuentes policiales.

En el terreno deportivo, el Atlético de Madrid ha anunciado la expulsión del Frente Atlético después de "recibir hoy el acta policial que identifica como miembros" de ese grupo ultra "a los detenidos e implicados en la multitudinaria pelea", mientras que el Deportivo cerrará de forma simbólica la grada de los Riazor Blues en el estadio de Riazor durante los próximos dos partidos.