Libertad con cargos para los 13 detenidos en los incidentes de la huelga en Alcorcón

Cinco camiones de Tragsa vuelven a recoger la basura por las calles de la ciudad

Pérez: la huelga es "política" y acusa a la oposición de "dar la espalda a los vecinos"

15 detenidos y 21 agentes heridos en los incidentes que González atribuye a los "antisistema"

Los Trabajadores rechazan la oferta de la dirección y siguen los paros

madrid

| 03.02.2014 - 12:57 h
REDACCIÓN

Los trabajadores de la empresa municipal Esmasa de Alcorcón han rechazado en asamblea la última propuesta de la dirección de la compañía, por lo que la huelga de recogida de basuras iniciada hace catorce días continúa.

La dirección de la empresa habría ofrecido "una especie de pacto por la estabilidad del empleo" de acuerdo al cual uno de los tres empleados que actualmente realizan la recogida de vidrio ayudaría a Ecovidrio a efectuar ese trabajo mientras los otros dos seguirían en Esmasa.

Álvaro Sánchez, uno de los portavoces del sindicato CSI-F, ha señalado que la propuesta "en lugar de boquilla" debe estar "por escrito" y ser aprobada en un pleno municipal extraordinario. Sánchez ha explicado que también debe quedar "por escrito" la garantía de que Esmasa "no se va a disolver la empresa".

Según el representante de CSI-F, la huelga indefinida "se podría solucionar en media hora", siempre que realmente la dirección de la compañía se sentase a hablar.

EL ALCALDE SOSTIENE QUE LA HUELGA ES "IRRESPONSABLE Y POLÍTICA"

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha afirmado este lunes que la huelga de basuras que llevan a cabo desde hace trece días los operarios de la empresa pública Esmasa es "injusta, irresponsable y política", y ha acusado a los partidos de la oposición por "dar la espalda a los vecinos".

Pérez ha calificado de "gravísimo error" el anuncio de los sindicatos de proseguir la protesta, puesto que según sus palabras "se está tomando a los vecinos de Alcorcón como auténticos rehenes de una huelga injusta".

En este contexto, el alcalde ha insistido en "denunciar la irresponsabilidad y deslealtad de los partidos políticos, en este caso PSOE, IU y muy especialmente UPyD, de dar la espalda a los vecinos y no apoyar la recogida que hemos hecho para poner fin a esta situación, insoportable para los vecinos".

Para Pérez, esta postura se correspondería con un afán de "buscar votos" dentro de una estrategia con la que "quieren que siga sucia, que los vecinos sigan sufriendo". Así, el edil ha manifestado su intención de "seguir trabajando para defender los derechos de los vecinos de Alcorcón", motivo por el cual la empresa pública Tragsa "está limpiando ya la ciudad", habiendo retirado esta mañana "más de trescientas toneladas" de basura.

Desde el Ayuntamiento han denunciado "el altísimo coste que está teniendo la huelga", y han exigido "que los convocantes paguen los destrozos que está habiendo", en especial referencia a los disturbios del pasado sábado, "que podrían llegar a los 200.000 euros". "Las instituciones no podemos tolerar que grupos organizados de extremistas, antisistemas, de gente de ultraizquierda, que vienen a imponer su dictado por la fuerza y mediante la violencia, se salgan con la suya", ha concluido.

EN LIBERTAD CON CARGOS

Mientras, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Alcorcón ha puesto en libertad con cargos a trece detenidos el sábado pasado en los disturbios tras una manifestación en el marco de la huelga de los servicios de limpieza viaria en esta localidad madrileña.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el Juzgado ha adoptado esta decisión tras la comparecencia judicial de estos arrestados por la Policía al término de dicha manifestación, convocada contra la privatización de la empresa municipal Esmasa y el despido de trabajadores.

Los detenidos, once varones y dos mujeres, se enfrentan a los presuntos delitos de atentado, desobediencia, daños, lesiones y desórdenes, y el juzgado prosigue con las diligencias de investigación.

En estos disturbios fueron detenidos también dos menores, que ya fueron puestos en libertad con anterioridad.

GONZÁLEZ DENUNCIA QUE LOS ANTISISTEMA ESTÁN DETRAS DE LOS DISTURBIOS

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha dicho que detrás de los conflictos desatados por la huelga de basura en Alcorcón están los movimientos "antisistema" alentados por "partidos de izquierda" y ha pedido a la Policía y a la Justicia "contundencia" para evitar esta "barbaridad".

González ha denunciado los disturbios acontecidos el pasado fin de semana en Alcorcón, que se saldaron con 15 detenidos y 14 policías nacionales heridos en una protesta contra los despidos de 19 interinos en el Ayuntamiento y por la posible privatización de la recogida del vidrio.

Para el presidente regional, lo que sucedió en Alcorcón fue "una demostración más del mal uso por parte de algunos del derecho a reclamar sus condiciones laborales", que dio lugar a unas actitudes violentas protagonizadas, ha asegurado, por "movimientos antisistema, desgraciadamente alentados por los partidos de izquierda".

Estos grupos, ha añadido González, "en muchas ocasiones están dispuestos a llevarse por delante, si pudieran, el Estado de Derecho con tal de que los que legítimamente detentan el Gobierno, porque así lo han decidido los ciudadanos, dejan de tenerlo".

Para el presidente regional, esta "barbaridad" que da lugar a "situaciones graves" como la sucedida en Alcorcón, exige una respuesta "contundente" y que se "actúe con toda la fuerza" por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

González ha abogado porque "cuanto antes" se logre una solución que ponga punto final a la huelga de recogida de basura en Alcorcón ya que, ha dicho, los ciudadanos de esa localidad "tienen derecho también a que se les limpien las calles".

CATORCE DIAS DE HUELGA

El Ayuntamiento de Alcorcón ha anunciado que denunciará a cualquier persona "que intente impedir la recogida de basura del municipio" por parte de la empresa pública Tragsa, cuando se cumplan catorce días de huelga por parte de los trabajadores de la Empresa Municipal de Servicios (Esmasa).

Según ha señalado en un comunicado el Consistorio de la localidad madrileña, gobernado por mayoría absoluta por el PP, "los que impiden el cumplimiento de los servicios mínimos estarían cometiendo un delito contra los derechos de los trabajadores que sí quieren ejercer su derecho al trabajo, o bien otro de coacciones". Para ello se ha apoyado en tres artículos del Código Penal (315.3, 172 y 29), referentes a los responsables de los mencionados delitos y sus cómplices.

Tragsa volverá a recoger la basura de la ciudad madrileña de Alcorcón, repleta de residuos y con notables destrozos en su mobiliario urbano y en sus comercios como consecuencia de los disturbios registrados al finalizar la manifestación del sábado, en la que fueron detenidas quince personas.

Fuentes municipales han indicado que cinco camiones de la empresa pública Tragsa vuelven hoy a recoger la basura por las calles de la ciudad, como ya hicieron el jueves y el viernes pasados.

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, decidió el pasado jueves que esta compañía se encargara de la recogida de la basura ante el "incumplimiento de los servicios mínimos" y el "peligro de salud pública" que supone la acumulación de toneladas de residuos.

Los secretarios general de PSM y CCOO de Madrid, Tomás Gómez y Jaime Cedrún, han reclamado al alcalde de Alcorcón, David Pérez, que negocie con los representantes de los trabajadores para cerrar la huelga de recogida de basura iniciada casi hace dos semanas en la localidad madrileña.

Gómez ha acusado al equipo de Gobierno de Alcorcón de haber puesto en marcha un "proceso brutal de privatización de servicios" y se ha mostrado convencido de que, al igual que ocurrió en el Ayuntamiento de Madrid con el servicio de limpieza viaria, los trabajadores "van a ganar".

El secretario general del PSM ha aprovechado además para mostrar su condena absoluta a los actos vandálicos y la violencia que tuvo lugar el pasado fin de semana, que ha achacado a un grupo "reducido" que "nada tiene que ver con las reivindicaciones y movilizaciones de los trabajadores".