Las trinitarias creen que los restos de Cervantes podrán visitarse en su Iglesia

Las monjas no pondrían problemas para mostrar la capilla con los restos de Cervantes

El Ayuntamiento estudia celebrar una misa el 23 de abril con las más altas personalidades del Estado

madrid

| 18.03.2015 - 12:55 h
REDACCIÓN

Las monjas trinitarias no pondrán problema alguno para mostrar en la capilla de la iglesia los restos de Miguel de Cervantes hallados.

La madre superiora Sor María Amada de Jesús, del Convento de las Trinitarias Descalzas, situado en la calle Lope de Vega del madrileño barrio de Las Letras, donde han encontrado los restos de Miguel de Cervantes, ha asegurado que se alegran "mucho" del hallazgo y creen que ahora habrá que subirlos a la Iglesia y enterrarlos en un lugar que la gente pueda visitar.

"Habría que buscar un sitio correcto que lo pudiera ver la gente, porque ahí en la cripta, la escalera está muy mal y vienen muchos grupos de jubilados. Habría que ponerlos en la Iglesia", ha explicado Sor María Amada.

En todo caso, ha asegurado que los restos se quedarán en el Convento de las Trinitarias porque "él quiso estar aquí". "Ahora no le podemos preguntar si quiere cambiar", ha bromeado la religiosa. "Me alegro de que haya fructificado su trabajo, es una cosa buena para España, para la cultura, para todo", ha subrayado.

En cuanto a las visitas a la Iglesia, recuerdan que aún siguen suspendidas pero afirman que se reanudarán en cuanto les avisen los investigadores de que ya no necesitan hacer más trabajos en la cripta. Precisamente, sobre los investigadores, la madre superiora ha alabado la delicadeza con la que han trabajado pues no les han causado "ningún trastorno o inquietud".

"Nada, nada, hemos estado tranquilas, nosotras estábamos en clausura y ellos trabajando, además han sido muy delicados y correctos, todo lo que se diga es poco", ha insistido la madre superiora Sor María Amada de Jesús.

UNA MISA CONMEMORATIVA CON PRESENCIA DE LAS MAS ALTAS AUTORIDADES DEL ESTADO

Fuentes de la investigación han añadido que el Ayuntamiento de Madrid acaricia la idea de que se oficie una misa el 23 de abril, fecha del enterramiento del escritor en 1616, que podría contar con las más altas personalidades del Estado. Por otro lado, Ana Botella comió con los investigadores que han dado con el escritor. Han compartido mesa en una tasca del Barrio de las Letras, a pocos metros de la iglesia de las trinitarias.

La primera edil también a habló con las monjas, en una cabina habilitada para ello ya que son hermanas de clausura. Allí les ha agradecido estos meses de ruptura de su vida habitual por los trabajos llevados a cabo y les ha agradecido, en nombre de los madrileños, la custodia que han hecho de los restos de Cervantes durante 400 años.

Los investigadores dan como "posible" que "algunos de los fragmentos" de huesos encontrados sean de Miguel de Cervantes, ha destacado este martes el profesor Francisco Etxeberría, conclusión a la que llegan "a la vista de toda la información generada en el caso del carácter histórico, arqueológico y antropológico".

"Es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción (de huesos) localizada en el suelo de la cripta de la actual iglesia de las Trinitarias se encuentran algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes", ha señalado Francisco Etxeberría.