Las sillitas para gemelos podrán subirse a los autobuses urbanos e interurbanos

La Comunidad ha invertido 300 millones de euros en renovar un tercio de los autobuses interurbanos

Los autobuses interurbanos de Madrid tiene la mitad de años que la media

madrid

| 02.02.2015 - Actualizado: 16:18 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González ha anunciado que, a partir del mes de marzo, se permitirá el acceso a los autobuses de la región a los carritos o sillas infantiles para gemelos. Ha sido en la presentación de los nuevos autobuses que circularán por la A-5.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha señalado que el Gobierno regional ha invertido un total de 300 millones de euros en la renovación de uno de cada tres autobuses interurbanos. "Tenemos aproximadamente unos 1.800 autobuses interurbanos. Hemos renovado ya dos de cada tres, unos 1.200 autobuses, tratando de combinar muchos objetivos: modernidad, confort, seguridad y sostenibilidad", ha explicado.

González ha hecho estas declaraciones durante la presentación de la nueva flota de quince vehículos que incorpora la empresa Arriva De Blas en Móstoles, a la que ha acudido acompañado por el alcalde del municipio, Daniel Ortiz.

En este punto, ha destacado que en "momentos de dificultades" se ha priorizado a favor del ciudadano. "El transporte público es un servicio básico necesario para una gran parte, la mayoría, de los ciudadanos de nuestra región", según ha dicho, añadiendo que se ha pasado de destinar del 70 por ciento al 90 en gasto social, "donde el transporte ha supuesto parte esencial de ese gasto".

De igual modo, ha recalcado el nivel de "eficiencia energética" que incluyen los nuevos vehículos, donde se incorporan "todas las nuevas tecnologías", desde híbridos, a autobuses de bajo consumo y baja contaminación.

"Todo ello nos permite que al tiempo que hacemos un transporte de mayor calidad, lo hagamos de forma más eficiente y menos contaminante. Lo que también es uno de los objetivos y señas de identidad del transporte público madrileño", ha reseñado, insistiendo en que el objetivo es "conseguir que siga siendo el mejor del mundo".

Por su parte, el alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, se ha mostrado satisfecho ante las nuevas incorporaciones de vehículos que darán servicio a las líneas L-1 y L-4 de Móstoles y a las 521, 522 y 523.

Estos vehículos se distribuirán en las líneas urbanas que conectan con otros dos municipios como Alcorcón y Navalcarnero, al tiempo que se ocupan de los diferentes servicios interurbanos que recorren estas localidades, además de Batres, El Alamo, Fuenlabrada, Sevilla la Nueva, Villamantilla, Villanueva de Perales y Villaviciosa de Odón.