Las oficinas municipales de Madrid cerrarán a las 17 horas a partir del día 16

Ahorrará 1,3 millones al año en consumo energético y 26 millones en personal

Ruiz Gallardón: "es un paso decisivo en la conciliación y el aumento de la productividad"

madrid

| 14.09.2010 - 12:16 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El personal funcionario y laboral del Ayuntamiento de Madrid y de sus organismos autónomos disfrutará, a partir del día 16, de una jornada de trabajo que finalizará a las 17 horas, dentro de las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral y de los recortes de gasto que está poniendo en marcha el Ejecutivo municipal. Así, todas las oficinas municipales, excepto las que prestan atención al público como centros culturales, asistenciales... y los servicios continuos como el de Bomberos, Policía Municipal o Samur, cerrarán sus puertas a las 17 horas de lunes a viernes, y sus trabajadores no tendrán obligación de partir la jornada.

De esta manera, el horario de entrada será de 7.45 a 10 horas, dependiendo de la flexibilidad horaria y de la productividad de cada trabajador, mientras que el turno de tarde trabajará de 10 a 17 horas, y los turnos parciales de tarde, de 14 a 17 horas.

Por otra parte, la decisión afectará a la celebración de determinadas actividades en los distritos, como las reuniones de los Consejos Locales de Atención a la Infancia y la Adolescencia, los plenos o las Juntas de Seguridad, que deberán celebrarse antes de las 17 horas.

AHORRO

En total, la medida afectará al 15 por ciento de los 28.000 empleados públicos, unos 4.200 trabajadores, que se reparten entre 107 edificios del Ayuntamiento, cuya extensión total es de 468.714 metros cuadrados. El consumo de electricidad y gas natural en estas dependencias fue el pasado año de 88.586.946 kw y supuso un gasto de 6,53 millones de euros.

Con el nuevo horario se conseguirá un ahorro del 20 por ciento de la energía, por lo que se prevé un consumo de 70.869.556,8 kw y un gasto de 5,23 millones de euros, lo que supone un ahorro potencial de 1,3 millones de euros anuales. Teniendo en cuenta que el consumo total de todas las dependencias municipales asciende a 37,35 millones de euros al año, la medida ahorrará en torno al 3,5 por ciento del total.

Más allá del ahorro por un menor gasto energético, la Administración local también se ahorrará unos 26 millones de euros, según los primeros cálculos, en remuneraciones salariales, ya que el Consistorio amortizará 755 plazas vacantes procedentes de diferentes unidades administrativas, con la excepción de los servicios sociales.

PASO PIONERO

Pero más importante que el ahorro energético es el hecho de que esta iniciativa "liderará un cambio de cultura en lo que al uso del tiempo de trabajo se refiere", según ha subrayado el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la presentación de la medida, que ha calificado de "valiente y de gran trascendencia" así como "clave para superar la baja competitividad" del país.

"El Ayuntamiento está a punto de dar un paso decisivo en la conciliación y el aumento de la productividad, un paso histórico que afecta al talón de Aquiles de nuestra economía, que es la baja competitividad", ha explicado el dirigente madrileño.

Y es que España es uno de los países de la Unión Europea donde más horas se trabaja pero donde más baja es la productividad, y mantiene horarios muy alejados de los de los socios europeos, donde las jornadas laborales van de 8 a 12 y de 13 a 17 horas, con una pausa de comida "adelantada y más corta" respecto a la española.

"La productividad está más ligada al grado de compromiso del trabajador que a la cantidad de horas que se dediquen a la organización", ha apuntado el primer edil, que ha invitado además a la empresa privada a avanzar por el mismo camino porque "reformar la jornada laboral es también una herramienta contra la crisis".

CAMBIOS EN TODOS LOS SECTORES

Gallardón ha estado acompañado asimismo por otros responsables públicos y privados que se han destacado por su lucha a favor de la conciliación de la vida familiar y laboral. Así, el ex ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla, quien puso en marcha iniciativas en la misma línea para los trabajadores del Estado, ha opinado que el "serio problema" de la productividad de España "tiene que ver con la gestión del tiempo y del capital humano".

"En España predomina mayoritariamente una gestión equivocada de ambos. Existe la idea de que trabajar más es bueno, pero lo importante es hacerlo aprovechando bien el tiempo de trabajo. Además, en la gestión de las personas de un país como España, que tiene que apuntar al talento, no nos podemos permitir el lujo de perder la mitad del capital humano sólo porque se quede embarazado", ha alertado.

Así, sobre esos dos asuntos de la corresponsabilidad en la maternidad y la inclusión de la mujer al trabajo tras tener hijos, y en los horarios racionales, Sevilla ha considerado que "la Administración debe predicar con el ejemplo" y "liderar un cambio social".

Por su parte, el ex consejero de la Comunidad de Madrid Juan José Güemes, actualmente presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora de IE Business School y primer responsable político español que cogió la baja de paternidad para sus dos primeras hijas, ha opinado que "la mitad del talento de la sociedad son las mujeres" por lo que "es un riesgo desaprovecharlo". "Ha habido cambios en la organización de las familias; ahora en muchos casos trabajan los dos, y son cambios extraordinariamente positivos (para la sociedad) pero también un desafío para las familias y las administraciones públicas, y eso debe reflejarse en la acción de gobierno", ha considerado Güemes.

Por eso, ha considerado que la medida del Ayuntamiento madrileño es "de gran modernidad" para "adaptarse a las necesidades del trabajador" y "atraer y retener así el mejor talento". "lo más importante para competir, innovar y mantener la excelencia son las personas, y hay que retirar todas las barreras posibles", ha apostillado, reconociendo que "queda mucho por avanzar" y alertando asimismo de que no deben ser medidas sólo para las parejas sino para cada situación familiar que se pueda dar (cuidado de dependientes, solteros que quieren estudiar...).

MUNDO PRIVADO

Por su parte, la presidenta de Microsoft España, María Garaña, ha recordado que "las empresas deben ser reflejo de las sociedades" y además deben perseguir que "cada uno realice su máximo potencial".

Para ello, se pueden usar políticas de trabajo que van desde la extensión de los permisos de maternidad/paternidad hasta la programación de reuniones o el teletrabajo, además de "la gestión por objetivos" y la implantación de nuevas tecnologías que permiten al trabajador "no tener que estar físicamente".

"Además es más rentable para la compañía, porque tener a todos los empleados en la empresa supone necesitar más espacio de oficinas, de parking, más gastos... Y nuestros índices de absentismo y de rotación son muy buenos, y seguro que en parte es por las políticas de conciliación. Esto será cada vez más así", ha apostillado.

Finalmente, el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, Ignacio Buqueras y Bach, ha valorado la importancia de esta medida, que ha trascendido de las buenas intenciones manifestadas por políticos de todo el arco parlamentario, y ha subrayado que beneficia a todos los ciudadanos de España por el ejemplo que da, y sobre todo a mujeres y niños.

Para concluir, ha propuesto "cinco pactos nacionales": entre los partidos políticos, entre las organizaciones empresariales y sindicales, entre las administraciones públicas y con las televisiones para que programe su parrilla en horarios más racionales.