Las obras del tren Móstoles-Navalcarnero llevan paralizadas desde 2010

La Comunidad de Madrid exige a OHL que acabe las obras en 16 meses

madrid

| 16.05.2016 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En 2007 se anunció la construcción de un tren de Mostoles a Navalcarnero. Nueve años despues no esta hecha ni la vía. La tuneladora que se uso para hacerlo ha quedado enterrada y olvidada, medía más de 10 metros. Ahora duerme en el subsuelo de Móstoles.

Las obras para la ampliación de la línea C-5 desde Móstoles hasta Navalcarnero, llevan paralizadas desde 2010 y desde entonces, han sido numerables las gestiones para buscar una solución para la reanudación de las obras. El trazado contaría con siete estaciones y pararía, además de en Móstoles y Navalcarnero, en Arroyomolinos.

La Comunidad de Madrid exige a la constructora OHL que se acaben las obras. El diputado en la Asamblea de Madrid, Daniel Ortiz, preguntó sobre la situación actual al consejero de Transportes, Pedro Rollán, quien anunció que "se les ha dado un plazo de 16 meses para la ejecución de la totalidad del contrato y su puesta en funcionamiento, tal y como marca la ley, además de pagar la sanción impuesta y aportar de nuevo la garantía".

El Consejero ha explicado que han sido constantes las comunicaciones por escrito, requiriéndole a laconstructora que reanude las obras y cumpla los compromisos contractuales firmados.

La Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid impuso en febrero de este año una multa de 34 millones de euros a la empresa Cercanías Móstoles Navalcarnero (propiedad de la constructora OHL) por el “incumplimiento de la obligación de ejecutar la totalidad de las obras” . La línea, de 14,8 kilómetros de longitud y cuyas obras comenzaron en 2008, debía haberse inaugurado en 2013, pero los trabajos fueron abandonados en 2010.

El proyecto de esta línea ferroviaria se inicia en 2008 cuando Esperanza Aguirre, tras ganar las elecciones, coloca la primera piedra y adjudica a OHL la construcción. La empresa debía invertir en el proyecto 362 millones. OHL correría con todos los gastos y el Gobierno regional le pagaría un canon en función del número de pasajeros.

Pero el 14 de enero de 2010, la adjudicataria paralizó las obras alegando el incumplimiento del compromiso del Ayuntamiento de Móstoles de aportar 50 millones a la operación. Mintra, la sociedad pública que gestionaba el transporte férreo de Madrid, se dirigió a OHL exigiendo una explicación y se dio a la concesionaria un nuevo plazo para de finalización en 2013. El intento, no prosperó.