Las nuevas instalaciones del Canal que remplazarán al golf abrirán en dos años

Garrido cifra en 8 millones la pérdida que supondrá para el Canal de Isabel II la modificación

Las nuevas instalaciones se acordarán con el Ayuntamiento de Madrid y con las asociaciones vecinales

madrid

| 05.07.2017 - 12:53 h
REDACCIÓN

El Canal de Isabel II prevé que las instalaciones que reemplazarán al campo de golf de Chamberí abran en dos años, ha informado este miércoles el director general de la empresa pública, Rafael Prieto. Lo ha afirmado en un desayuno informativo en el que ha comparecido junto al consejero de Presidencia y Justicia y presidente de la empresa de aguas madrileña, Angel Garrido, el mismo día en que se ha convocado Junta General de Accionistas del Canal de Isabel II, la primera después de que saliera a la luz la operación Lezo.

El pasado verano el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró "nulo de pleno derecho" el proyecto urbanístico con el que el Gobierno regional trató de regularizar la instalación deportiva construida sobre el tercer depósito del Canal de Isabel, después de que fuera declarada ilegal por el Supremo en 2012, tras lo que el actual Gobierno autonómico avanzó que se desmantelarían las instalaciones dedicadas al golf.

A este respecto, el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad ha cifrado en ocho millones la pérdida que supondrá para el Canal de Isabel II el deterioro de las instalaciones del golf, así como el coste de demolición de la infraestructura.

Sin embargo, ha defendido que desde un primer momento se "trabajo bien y rápido" y se legalizaron todas las instalaciones de fútbol y pádel, de manera que Canal consiguió "en tiempo récord" organizar una empresa ad hoc para gestionar el resto de instalaciones deportivas y dar una solución a sus usuarios.

Garrido ha relatado que han mantenido ya contactos con el Ayuntamiento de Madrid y con las asociaciones vecinales implicadas y acordarán con ellas las instalaciones que sustituirán al golf. A este respecto, ha explicado que no tienen "demasiada prisa" por determinar qué tipo de instalaciones serán porque primero hay que proceder al derribo del campo de prácticas. De momento, esperan que las asociaciones les entreguen un documento con propuestas después del verano y eso tiene que ser evaluado por los técnicos porque debajo hay un depósito.

Sobre los plazos ha hablado Prieto, quien ha considerado que las futuras instalaciones podrán estar abiertas al público en "dos años". Así, ha desgranado que la adjudicación de la demolición se hará a la vuelta del verano y que tiene dos fases. La primera pasa por desmontar las torres, el alumbrado y las redes; y la segunda "está condicionada a que se determinen los usos de la zona a recuperar".

Un año es el tiempo que más o menos necesitan para que haya un entendimiento entre las partes sobre los usos y posteriormente comenzará un "proceso largo" de tramitación de licencias y cuestiones administrativas. "Estimamos la reapertura al cien por cien de las instalaciones en dos años", ha explicado Prieto.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) publicó el pasado 14 de diciembre un auto en el que daba un mes de plazo a la Comunidad de Madrid para cumplir la sentencia que obliga al cierre del campo de golf construido en 2007 durante el Gobierno de Esperanza Aguirre.

Previamente, el 3 de septiembre, el TSJM falló la anulación de un plan especial que el Gobierno de la Comunidad de Madrid había aprobado en 2013 para legalizar el campo de golf, sentencia que el Gobierno regional decidió no recurrir.

El campo de golf, habilitado en unos terrenos previstos para zona verde, ya había quedado sin cobertura legal después de que el Tribunal Supremo anulase en 2012 la declaración de interés general aprobada por el Gobierno de Aguirre, tras un recurso interpuesto por las asociaciones vecinales El Organillo, Parque Sí en Chamberí, Corazón Verde en Chamberí y Ecologistas en Acción.