Madrid inaugura la Semana Santa con las dos primeras procesiones del centro

'La Borriquita' y el Cristo de la Fe y del Perdón y María Santísima Inmaculada

Tradicional Bendición de las palmas en la Almudena

madrid

| 09.04.2017 - 11:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La ciudad de Madrid ha inaugurado hoy la Semana Santa con las dos primeras de las 20 procesiones programadas en el centro, la de Nuestro Padre Jesús del Amor, 'La Borriquita', y el Cristo de la Fe y del Perdón y María Santísima Inmaculada, Madre de la Iglesia, conocida como la del Cristo de 'Los Estudiantes'.

Se trata de las dos primeras procesiones que discurren por el centro de Madrid, ya que el pasado viernes hubo tres de las denominadas "hermandades de vísperas" en el Ensanche de Vallecas, el Pozo del tío Raimundo y el Puente de Vallecas, según ha informado a Efe Enrique Guevara, secretario del Consejo de Cofradías de Madrid.

La procesión de 'La Borriquita' ha salido poco después de las 16.30 horas de la Catedral de Santa María la Real de La Almudena, en dirección a la Iglesia de Nuestra Señora de las Maravillas, atravesando lugares emblemáticos de la capital como la Puerta del Sol y la Gran Vía.

En su recorrido, la imagen ha contado con el acompañamiento musical de la banda de cornetas y tambores Jesús Rescatado, de Villanueva de los Infantes, en Ciudad Real.

Ya el año pasado la hermandad de 'La Borriquita' se convirtió en la primera y la única con salida desde la Catedral de La Almudena, a pesar de que su sede esté en la Iglesia Parroquial de San Ildefonso, cuya puerta es demasiado pequeña para sacar la imagen de Nuestro Padre Jesús del Amor.

A continuación, en torno a las 19.00 horas, ha comenzado la procesión del Cristo de la Fe y el Perdón desde la Basílica Pontificia de San Miguel.

Organizada por la Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón, la estación penitencial transcurre por puntos del centro de Madrid, como la calle de San Justo, la Plaza del Cordón, la Plaza de la Villa, la Plaza de Oriente, la Plaza de San Miguel y la Plaza de Puerta Cerrada.

Durante el recorrido, desfilan la imágenes del Cristo de la Fe y del Perdón -talla del siglo XVIII del escultor Luis Salvador Carmona- y la figura de María Santísima Inmaculada Madre de la Iglesia, talla del siglo XX del escultor Juan Manuel Miñarro, que porta una banda militar del Cuartel General del Ejército.

Esta procesión es la única en la que participan el nuncio apostólico en España, monseñor Renzo Fratini, y el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ambos delante del paso de la virgen.

Las dos procesiones marcan el inicio de la Semana Santa este Domingo de Ramos, en el que ha tenido lugar a las 11.30 horas la bendición y procesión de palmas y ramos de olivo en el atrio de la Catedral de La Almudena.

Minutos después, a mediodía, el templo ha acogido la misa solemne presidida por Osoro.

SEMANA SANTA EN MADRID CAPITAL

En total, la ciudad de Madrid acogerá 20 procesiones esta Semana Santa, la siguiente el miércoles, cuando está previsto que salgan a la calle las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias.

Esta procesión, conocida como la de 'Los Gitanos', es una de las más populares de la capital junto con la de Jesús Nazareno de Medinaceli y la del Silencio, que se celebrarán el viernes.

El domingo, la fiesta más destacada del calendario cristiano finalizará con la tradicional tamborrada en la plaza Mayor de Madrid, a cargo este año de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesús de la Humildad entregado por el Sanedrín y de María Santísima del Dulce Nombre, de Zaragoza.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

La ciudad de Madrid mantiene este año todas sus procesiones en una Semana Santa que está marcada por las medidas de seguridad tras la decisión del Ayuntamiento de prohibir circular a vehículos de más de 3.500 kilos en el distrito Centro los días en los que se vayan a celebrar actos religiosos en las calles.

Ya hoy el Consistorio impedirá, excepto a autobuses de la EMT, interurbanos o turísticos, unidades móviles de televisión o vehículos autorizados expresamente por la Policía, circular a camiones de más de 3.500 kilos de masa máxima autorizada hasta las 02.00 horas de mañana.

El miércoles 12, el jueves 13 y el viernes 14 (en los tres días desde las 16.00 hasta las 06.00 horas del día siguiente); y el sábado 15 de abril (desde las 14.00 hasta las 23.00 horas).

La Policía Municipal y los Agentes de Movilidad impedirán la circulación a estos vehículos, aunque los que se encuentren dentro del distrito Centro bien estacionados y no circulen a esas horas no serán sancionados.

SEMANA SANTA EN LA COMUNIDAD

Más allá de la capital, la Semana Santa se vive con fervor en otros puntos de la Comunidad, como en Chinchón, donde tiene lugar la Pasión Viviente, la más antigua que se celebra en la región, ya que data de 1963 y que sido declarada de Interés Turístico Nacional en 1980.

La escenificación de la Pasión, en la que toman parte 250 vecinos, se celebrará el próximo sábado al anochecer y comenzará con la representación de la Última Cena en uno de los balcones de la famosa Plaza Mayor de Chinchón, donde también concluirá con la ascensión del crucificado envuelto en humo y palomas.

En Colmenar de Oreja la Semana Santa, ayer y hoy se representa el musical "Jesucristo Superstar", que este año celebra su XX aniversario y cuenta con la participación de 100 vecinos.

En Aranjuez, lo más destacado de este año es la presencia de los veteranos de la Legión Española en la procesión del Viernes Santo, conocida como la del Santo Entierro, en la que hay tres salidas distintas de las iglesias de Alpajés, San Antonio y San Pascual, cuyas imágenes se van encontrando en el recorrido, con especial trascendencia el encuentro entre la Virgen y Jesús.

En Colmenar Viejo el pistoletazo de salida de la Semana Santa se dio el pasado 1 de abril, cuando se celebró la Pasión Viviente con más de 250 figurantes, mientras que en Tres Cantos se ha organizado la celebración de la Cena del Señor, que se desarrollará el Jueves Santo y el Viernes Santo habrá un vía crucis viviente a las 11.30 horas.

En San Sebastián de los Reyes, el Cristo de los Remedios es el protagonista de estos días, que será velado por los fieles durante toda la noche del Jueves Santo.

En el sureste de la región, uno de los acontecimientos de esta época es la Pasión Viviente de Morata de Tajuña, que se desarrollará el Jueves Santo, es la única con bendición apostólica, este año cumple 31 años y contará con 500 figurantes y 15.000 visitantes.

En Móstoles, el plato fuerte tendrá lugar el Domingo de Resurrección con la procesión del Encuentro, que es la más antigua de las procesiones del municipio y está declarada Bien de Interés Turístico Regional desde el año 2010, por su antigüedad y por la amplia afluencia de público que acude cada año.

En Arroyomolinos destaca, fuera del marcado carácter religioso de las procesiones, la celebración de "La Jira", una romería que tendrá lugar, como todos los años, el Domingo de Resurrección, donde los vecinos del municipio acompañan en carrozas a la Virgen de la Vera hasta su Ermita y posteriormente se realiza una procesión.

En Getafe, sede episcopal, el obispo Joaquín María López de Andújar preside estará presente en la pasión y en la procesión del silencio

En el noroeste de la Comunidad de Madrid destaca las celebraciones en San Lorenzo de El Escorial, que están declaradas de Interés Turístico Regional.

La localidad celebra trece procesiones, pero el acontecimiento más multitudinario es el Viernes Santo, cuando se reúnen todas las cofradías.

Otro de los municipios con acontecimientos singulares es Brunete, que este fin de semana se transforma en Jerusalén gracias a la representación teatral "El Nazareno", la primera y hasta ahora única Pasión Viviente de la zona oeste de Madrid.

En Majadahonda, se ha recuperado la tradición de la "Quema de Judas" que llevaba más de treinta años sin celebrarse hasta que en 2013 decidieron volverla a incluir en los festejos.