Las Cumbres de la Sierra de Guadarrama serán Parque Nacional en 2013

madrid

| 06.06.2012 - Actualizado: 21:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo de la Red de Parques Nacionales ha acordado este miércoles la declaración de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama como Parque Nacional, designación que se hará efectiva tras su tramitación legislativa en Cortes prevista para el próximo año.

Así lo ha anunciado hoy el ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Miguel Arias Cañete, tras la reunión de la "Red de Parques Nacionales" a la que han asistido también la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván.

El futuro Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra del Guadarrama ocupará un terreno de 33.664 hectáreas, de las que 21.740 pertenecen a 12 municipios de la Comunidad de Madrid y 11.924 a 16 municipios de Castilla y León, convirtiéndose así en el quinto Parque Nacional en extensión del país.

La declaración de Parque Natural es la máxima protección ambiental que hay en el país y supone integrar este ecosistema en un sistema integrado de protección bajo la tutela del Estado que se creó a comienzos de los años ochenta, tras el proceso de transferencias en materia de conservación de la naturaleza a las Comunidades Autónomas.

21.000 HECTAREAS EN LA VERTIENTE MADRILEÑA

De acuerdo con la propuesta definitiva, la vertiente madrileña del futuro Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama tendrá 21.700 hectáreas, casi 2.000 más que las 19.775 hectáreas con las que contaba la propuesta inicial aprobada en julio de 2010, lo que supone un 10 por ciento más de madrileño dedicado al Parque. Por su parte, la vertiente castellanoleonesa de la sierra contará con 11.924 hectáreas integradas en el Parque Nacional.

El Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama discurrirá por 12 municipios de la Sierra madrileña: Alameda del Valle (653 hectáreas), Becerril de la Sierra (407), El Boalo (525), Cercedilla (1.143), Lozoya (1.266), Manzanares el Real (6.928), Miraflores de la Sierra (417), Navacerrada (894), Navarredonda y San Mamés (706), Pinilla del Valle (700), Rascafría (7.881) y Soto del Real (153).

Todos estos son territorios que en la actualidad integran el Parque Natural de Peñalara, gran parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, espacios de la Red Natura y Montes de Utilidad Pública de las zonas altas de la Sierra de Guadarrama. En la vertiente castellanoleonesa, serán 16 los municipios incluidos en el Parque.

El Parque Nacional supone dotar de máxima protección a cumbres como Siete Picos (2.138 metros), Peñalara (2.428 metros), Puerto de Navafría (1.773 metros) y Pico El Nevero (2.209 metros), todos ellos en los Montes Carpetanos, así como Cabeza de Hierro (2.381 metros) y Puerto de la Morcuera (1.777 metros), estos situados en la Cuerda Larga.

Para la tramitación de la propuesta de Parque Nacional, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha cumplido todos los requisitos fijados en la Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales, incluida la aprobación previa de un Plan de Ordenación de Recursos Naturales que supuso la zonificación y estudio de un 13 por ciento del territorio madrileño.

NUEVE SISTEMAS NATURALES

La declaración como Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama se justifica por la presencia en la zona de nueve Sistemas Naturales asociados a la vegetación de alta montaña, a bosques de coníferas, a humedales de alta montaña y a sistemas singulares de origen glaciar y periglaciar.

Las condiciones ambientales de la Sierra de Guadarrama permiten la convivencia de más de 30 tipos diferentes de vegetación, donde las mayores superficies las ocupan los pinares naturales de montaña, los matorrales de cumbre, los robledales, abedulares, fresnedas adehesadas y los bosques de ribera.

En la zona se han identificado 21 hábitats de interés comunitario y se han contabilizado 112 especies de flora de interés y otras 74 especies de fauna. También destacan los humedales, láminas de agua y cursos acuáticos, así como su patrimonio cultural, social y recreativo.

En cuanto a la fauna, destaca la presencia de especies emblemáticas y en peligro de extinción como la cigüeña negra, el buitre negro, el águila imperial ibérica y una amplia gama de rapaces, nutrias, corzos, cabra montés y diversos anfibios como el tritón jaspeado y el sapo partero.