Las cucarachas son la plaga que copa los avisos en la Comunidad

Sólo por delante de la de los roedores

(Archivo)

madrid

| 10.07.2013 - 11:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las cucarachas son la plaga que copa los avisos en la Comunidad de Madrid, sólo por delante de las de los roedores, al concentrar tres de cada diez llamadas registradas aunque sigue siendo la región con menos problemas de este tipo. Así lo ha reflejado Rentokil Initial en su Observatorio Anual de Plagas, un estudio estadístico realizado a partir de los datos sobre incidencias y servicios más comunes atendidos en 2012. El segundo puesto de la lista lo ocupan los roedores (11 por ciento), seguidos por los chinches (8,9 por ciento).

A la cola del ranking se encuentran las plagas de pulgas y mosquitos, con menos del uno por ciento de avisos rastreados. Asimismo, Madrid y Castilla-La Mancha son las únicas comunidades españolas donde no se registró ninguna llamada por problemas con el picudo de las palmeras.

Durante el pasado año, Rentokil Initial recibió un total de 14.522 llamadas alertando sobre la existencia de plagas, de las que cerca de la mitad correspondieron a personas que padecían en su vivienda o negocio un problema con cucarachas. Estos insectos pueden reproducirse muy rápido y son altamente resistentes.

Además son portadoras de diversas enfermedades, por lo que supone una plaga de alto riesgo, no sólo por lo desagradable y molesta que puede llegar a ser sino por el peligro que implica para la salud.

Sin embargo, la Comunidad de Madrid, junto con Castilla-La Mancha y el norte del país, es de las regiones españolas menos afectadas por esta plaga, con Andalucía, Extremadura y todo el litoral levantino a la cabeza.

Las condiciones climatológicas de cada zona, como la temperatura y la humedad, unido a la fauna y flora del terreno determinan la proliferación y prevalencia de un tipo u otro de plaga. Una muestra de ello es que los problemas con pulgas que sufren los gallegos multiplican por siete los avisos de esta plaga registrados en Madrid.