Las cigüeñas blancas ya no sólo se ven por San Blas

madrid

| 03.02.2016 - 15:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El popular refrán 'por San Blas la cigüeña verás', santo que se celebra este miércoles, 3 de febrero, apenas tiene validez hoy en día porque un número creciente de estas aves opta por permanecer en España todo el año en lugar de migrar hacia África, como hacían antaño, debido a la abundancia de comida, sobre todo en los vertederos, por lo que conviene conservar sus nidos, según SEO/BirdLife.

Tradicionalmente, el 3 de febrero (San Blas) marcaba oficiosamente la llegada de la cigüeña blanca a España para criar y pasar en la península la primavera y parte del verano. A partir de ese momento, según la legislación vigente, los nidos de esta especie protegida deben permanecer intactos para asegurar que las aves puedan reproducirse en condiciones óptimas, según SEO/BirdLife.

Sin embargo, SEO/BirdLife ha identificado y llegado a denunciar en los últimos años "múltiples casos" de destrucción o retirada indebida de nidos, incluso con huevos o pollos en su interior.

La ONG apuntó que esto suele ocurrir en construcciones antiguas y puede vulnerar la normativa ambiental y poner en riesgo a las aves, además de que no siempre supone una solución porque no hay garantía de que las cigüeñas se abstengan de anidar de nuevo en la edificación. Por ello, propone que al dicho popular de que 'por San Blas la cigüeña verás' se le añada 'y sus nidos conservarás'.

SE QUEDAN TODO EL AÑO

Por otro lado, SEO/BirdLife indicó que cada vez más cigüeñas blancas se quedan en España durante los meses fríos por "la abundancia de comida", lo que evidencia el seguimiento de 50 ejemplares realizados por esta organización a través del programa 'Migra', en colaboración con la Fundación Iberdrola España.

A pesar de que el popular refrán de San Blas pierde parte de su vigencia, esta ONG recalcó que esta fecha marca un momento inamovible en el calendario, porque en torno a ese día arranca la época reproductora de la cigüeña, que se inicia con el cortejo de las parejas y la construcción del nido y acabará a mediados del verano, cuando la última cría haya abandonado su lugar de nacimiento.

"La época reproductora es un periodo fundamental para la conservación de especies protegidas, como la cigüeña, y así queda reflejado en la normativa", explicó Nicolás López, técnico de SEO/BirdLife, quien precisó que la Directiva de Aves como la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad establecen la protección de la cigüeña blanca, sus polluelos y sus nidos.

"La retirada de nidos sólo se puede autorizar de forma justificada después de haber cumplido una serie de criterios estrictos y únicamente si no existe una alternativa satisfactoria. En todo caso, las autorizaciones, que conceden los órganos competentes de las comunidades autónomos o sus delegaciones territoriales, deben respetar el periodo de cría de las cigüeñas", apostilló López.

RETIRADAS EN PERIODO DE CRÍA

Sin embargo, López lamentó que SEO/BirdLife ha detectado "múltiples retiradas de nidos que no se ajustan a lo establecido por estas normas", como la actuación que recientemente se ha registrado en El Espinar (Segovia), en la que esta ONG ha actuado junto al Colectivo Azálvaro para impedir que se destruya completamente la colonia y proporcionar "alternativas viables".

SEO/BirdLife explicó que el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia ha autorizado la retirada de los 48 nidos de la colonia y la ejecución de trabajos en la cubierta de la Iglesia de San Eutropio, en El Espinar, hasta el próximo 15 de febrero.

Las actuaciones incluyen la colocación de dispositivos eléctricos de descargas y de ultrasonidos para ahuyentar a las cigüeñas, pero se da la circunstancia de que la colonia está ubicada en plena Reserva de la Biosfera La Granja-Espinar y ya era famosa en la década de los 50, cuando la estudió el ornitólogo Francisco Bernis, uno de los fundadores de SEO/BirdLife.

"El problema es que las cigueñas ya han empezado su ciclo reproductor y no se han tomado las medidas preventivas sugeridas desde las organizaciones conservacionistas para evitar daños a la colonia", recalcó López.

Entre otras opciones, las entidades ambientales han propuesto la instalación de postes con nidales artificiales y la colocación de cestas metálicas ancladas a la cubierta. Aunque tanto como el Servicio Territorial de Cultura de Segovia como la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León han mostrado su interés y buena predisposición, las actuaciones encaminadas a la creación de la nueva colonia parece que podrían llegar tarde, según la ONG.

El caso de El Espinar no es aislado porque la continuidad de otra emblemática colonia castellanoleonesa, ubicada en Mojados (Valladolid) y que llegó a albergar hasta 43 nidos de cigüeñas, se está viendo comprometida.

Sin embargo, SEO/BirdLife indicó que existen buenos ejemplos para preservar la nidificación de las cigüeñas, como el de Alcalá de Henares, quizá la localidad con mayor número de cigüeñas de la Comunidad de Madrid, cuyo municipio cuenta con una ordenanza que regula la protección y gestión de los nidos.

Otro es el que lleva a cabo la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Castromocho (Palencia), donde se aplican métodos para trasladar paulatinamente una numerosa colonia de cigüeña blanca sin afectar la integridad de las nidificaciones ni el ciclo natural de procreación, mientras se aligeran de nidos los edificios donde se asientan las aves.