Las autoridades sanitarias creen que el brote estará controlado en 21 días

Actualmente se está vigilando a otras 50 personas más por riesgo de contagio

Los médicos aseguran que una epidemia puede ser contenida con aislamiento

La Comunidad de Madrid pone en marcha un teléfono de información ciudadana para aclarar dudas sobre el virus

madrid

| 07.10.2014 - 14:06 h
REDACCIÓN

El jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid, Francisco Arnalich, informó este martes de que, en este momento, hay dos casos sospechosos de ébola y uno más "en estudio", además del confirmado ayer como positivo, si bien se está vigilando a otras 50 personas más por riesgo de contagio.

Arnalich explicó en rueda de prensa que los episodios sospechosos son los del marido de la auxiliar de enfermería contagiada y el de un ciudadano llegado a España desde Nigeria, mientras que el que está solo "en estudio" es el de una enfermera asintomática que tuvo contacto con el segundo religioso infefctado en África y tratado en España. A media tarde se confirmó que esta segunda enfermera no padece la enfermedad.

En cuanto al medio centenar de personas que se está vigilando por riesgo de contagio, lo conforman las más alrededor de 30 que tuvieron algún tipo de contacto con el religioso Manuel García Viejo, infectado de ébola en Sierra Leona y tratado en el Carlos III de Madrid a finales del pasado mes de septiembre, y los sanitarios de este mismo hospital y del de Alcorcón que atendieron a la mujer contagiada.

Con respecto a los ingresados y aislados, el doctor Arnalich señaló que solo uno de ellos (la auxiliar de enfermería) está actualmente contagiado por la enfermedad y que "a lo largo de la noche y de esta mañana ha evolucionado favorablemente, dentro de las precauciones". Según dijo, se le ha administrado ya una dosis de suero hiperinmune de un donante convaleciente de ébola.

Los dos sospechosos son el marido de la técnico infectada, que está ahora mismo "en observación", y el de un ciudadano llegado a España desde Nigeria que si mañana da negativo en la segunda prueba de presencia de virus de ébola en sangre, podría recibir "el alta con vigilancia", al disponer, además, de "un diagnóstico alternativo". "Está asintomático y tolera la medicación", concretó el médico del CArlos III.

UNAS SESENTA PERSONAS BAJO VIGILANCIA

Tanto el doctor Arnalich como el resto de profesionales sanitarios que le acompañaron en la comparecencia indicaron que pese a que haya más de 50 personas vigiladas por posible riesgo de contagio, este contagio "es muy difícil", porque para que se dé, requiere de "contacto directo y estrecho con fluidos corporales" del afectado.

Habrán de pasar, eso sí, 21 días para considerar que el brote, si lo hubiera, se ha cerrado, indicaron los especialistas, que reconocieron que "puede haber nuevos casos", pero que "en países desarrollados, estas epidemias son contenibles".

"Estamos preocupados, pero tranquilos, intentando tranquilizar al personal y a la población", aseguraron los profesionales sanitarios, que reconocieron que el contagio de la auxiliar de enfermería les ha "cogido por sorpresa".

Igualmente, afirmaron que se está "revisando y acentuando" el protocolo de actuación diseñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para estos casos, que, por otra parte, aseguraron, es el mismo que están siguiendo todos los hospitales que atienden a pacientes con ébola.

Junto al doctor Arnalich, comparecieron en la rueda de prensa ofrecida desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid el gerente del Hospital Universitario La Paz-Carlos III, Rafael Pérez-Santamarina, y el jefe de la Unidad de Infecciosas del mismo centro, José Ramón Arribas.

LA COMUNIDAD PONE A DISPOSICIÓN DE LOS CIUDADANOS UN TELEFONO

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de todos los ciudadanos el teléfono '91 400 00 01' y la dirección de correo electrónico 'sanidadinforma@salud.madrid.org' para "cualquier tipo de aclaración o información" sobre el virus del ébola, tras confirmarse el contagio de una de las enfermeras que atendió al religioso Manuel García Viejo.

Así ha informado el consejero de Sanidad del Gobierno regional, Javier Rodríguez, a la ministra del ramo, Ana Mato, durante la reunión de la Comisión de coordinación frente a la alerta internacional por el brote del virus ébola que se ha celebrado este martes en el ministerio.

En dicha comisión participan los responsables de salud pública y de asistencia sanitaria de la Comunidad de Madrid, así como la Dirección General de Salud Pública y la Central de Alertas de la Secretaría General de Sanidad y Consumo del Ministerio.

En la reunión, que ha durado algo menos de una hora y se ha celebrado en la sede del Ministerio, Sanidad y la Comunidad de Madrid han acordado que se reunirán diariamente para analizar todo el proceso de investigación epidemiológica que se está desarrollando a raíz del contagio de la enfermera, que se encuentra ingresada en el Hospital Carlos III-La Paz.

Por el momento, según ha informado el Ministerio en un comunicado, se está procediendo a identificar todos los posibles contactos del caso confirmado, analizar las circunstancias que rodean a cada uno de los contactos y la indicación de las medidas de vigilancia en cada uno de ellos.

En este proceso se han identificado hasta el momento 22 contactos, que en su mayoría son los profesionales sanitarios que la han atendido en el servicio madrileño de salud.