Lamela defiende la construcción de hospitales externalizados

Comparece en la Comisión de Estudio del Endeudamiento y la Gestión Pública de la Comunidad de Madrid

Sostiene que hace una década era "necesaria" la construcción de hospitales por el aumento de la población y de las necesidades de la región

"Fue una apuesta decidida para empezar un proceso de modernización y renovación del sistema sanitario"

Lamela atribuye a sus sucesores la decisión de externalizar el control de las concesiones hospitalarias

madrid

| 04.04.2017 - 12:54 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid entre 2003 y 2007, Manuel Lamela, ha defendido este martes la construcción durante su mandato de ocho hospitales y su modelo de concesión externalizado porque el modelo de los hospitales tradicionales es "absurdo e imprevisible".

Durante su intervención en la Comisión de Estudio del Endeudamiento y la Gestión Pública de la Comunidad de Madrid, Lamela ha señalado que hace una década era "necesaria" la construcción de hospitales por el aumento de la población y de las necesidades de la región, e incluso ha indicado que si hubiera sido por él hubiera construido más hospitales así. Además, ha apuntado que fue una oportunidad para que los profesionales sanitarios pudieran progresar porque en los hospitales tradicionales sus carreras "estaban topadas" y con los nuevos podían reubicarse en nuevos puestos y nuevos servicios más modernos.

"Fue una apuesta decidida para empezar un proceso de modernización y renovación del sistema sanitario. Desde las transferencias de las competencias del Ministerio a la Consejería no se había hecho casi nada", ha añadido.

El exmáximo responsable de Sanidad de la Comunidad durante la primera legislatura de Esperanza Aguirre ha manifestado también que el consenso en cuanto a la ubicación de los ocho nuevos hospitales fue "total" y se pactó con los alcaldes de los municipios, tal y como consta en los convenios, algo que se puede comprobar "si no los han tirado". De hecho, ha apuntado que se hicieron estudios técnicos sobre la ubicación.

Manuel Lamela también ha recordado que los ocho hospitales, una promesa electoral de Aguirre, arrancaron en menos de siete meses para ponerlos en concursos. "Nunca se había hecho antes una operación así en España y nunca se hizo otra igual", ha afirmado para esgrimir que, por tanto, "era imprescindible la ayuda externa de planificación, con criterio profesional". Según el exconsejero, era "imposible" haberlo hecho con el dimensionamiento de los técnicos de la Consejería de Sanidad y eso a pesar de que, tal y como ha destacado, trabajaron 12 horas al día todos los días durante toda la legislatura. Y ha recalcado que también los estudios de viabilidad se sometieron a información pública.

CRITICAS AL MODELO TRADICIONAL

Lamela ha aprovechado su intervención para criticar el modelo público de construcción de hospitales porque, según ha indicado, la diferencia entre el coste económico que se previó de estos y lo que luego costó fue "increíble". Además, también ha puesto de ejemplo de tardanza entre la planificación y la construcción el caso del hospital de Fuenlabrada, que según ha dicho, duró nueve años.

Además, ha asegurado que en el modelo tradicional de los hospitales el coste su mantenimiento "no se prevé" y en el caso del modelo de los nuevos sí. "Cuanto cuesta mantener La Paz en unos años no posible saberlo. Dentro de diez años no se preguntará aquí si se les cae el techo de los nuevos hospitales porque tienen que estar igual que cuando se inauguraron, algo que no pasa con los tradicionales", ha manifestado.

El exconsejero también ha calificado de "absurdo" que los servicios no sanitarios de los hospitales los asuma directamente la Administración. "Yo entendí que era absurdo que la Consejería tuviera pinches, jardineros o ascensoristas y entendía que eso estuviera en manos privadas. Y de ahí la decisión que después se tomó. La propuesta que hice fue que los siete hospitales se hicieran con que la gestión sanitaria se residenciara en el Gobierno de Madrid y SERMAS y que la gestión de los servicios no sanitarios se externalizara", ha justificado.

Lamela sostiene que se basó en el modelo concesional del Reino Unido pero teniendo en cuenta que, según ordenaba la Unión Europea, las infraestructuras no computaran en déficit público. "Las ventajas de este modelo eran claras. Se disminuyen los costes de construcción, el retraso solo repercute en el concesionario, porque no cobra hasta que el hospital no está disponible, disminuye los costes de mantenimiento, disminuye los costes de explotación y se garantiza una mejor calidad", ha subrayado.

LA EXTERNALIZACIÓN DEL CONTROL DE LAS EMPRESAS CONCESIONARIAS FUE POSTERIOR

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, que ocupó este cargo entre 2003 y 2007, ha atribuido a su sucesor al frente de esta Consejería, Juan José Güemes, la externalización del control de las empresas concesionarias de siete hospitales públicos. Según ha explicado hoy Lamela en una comparecencia voluntaria ante la comisión de estudio de la deuda de la Asamblea de Madrid, el modelo que diseñó para construir siete hospitales públicos madrileños gestionados por empresas concesionarias encargaba este control a la propia Consejería de Sanidad."Si ese control no se dio pregunte al siguiente, yo dije que esto tenía que hacerlo la Consejería", ha asegurado Lamela, que ha defendido que su modelo no es "opaco" sino "de lo más transparente", aunque ha reconocido que es "complejo".

Lamela contestaba así al portavoz de Podemos en esta comisión, José Manuel López, que ha explicado que es una empresa, Hill International (antes denominada Gerens Hills) la que controla la prestación del servicio de las concesionarias, que se encargaron de la construcción de los centros y ahora administran servicios no sanitarios.

De esta compañía, que según López se dedica a la misma actividad que las constructoras concesionarias de los hospitales, dependería la posibilidad de que se sancionen los problemas de gestión o se aumente la cuantía que reciben los centros, ha detallado el parlamentario. "Hemos puesto al zorro a cuidar a la zorrera", ha añadido López dicho el diputado autonómico, que ha explicado que Hills International se dedica a la consultoría de riesgo en la construcción y que su función en el sistema sanitario de Madrid ha sido cuestionada por las intervenciones.

En una declaración posterior ante los medios, José Manuel Freire, portavoz del PSOE-M en Sanidad, ha llamado la atención sobre la desvinculación que Lamela hace de esta empresa, que según han indicado a Efe fuentes de Podemos ejerce labores de control desde 2007.Freire ha destacado como un "detalle importante" las declaraciones del exconsejero de Sanidad, al explicar que él "no externalizó la compañía que controla los contratos".

El diputado socialista ha destacado la opacidad de unos contratos que no permiten saber respecto al pago "cuánto es de obra, cuánto es de servicios".

Además, José Manuel López, que se ha dirigido a los medios junto a Freire, ha anunciado que preguntarán a Lamela sobre estas declaraciones cuando éste acuda a la próxima comisión.