La violencia familiar aumenta en Madrid mientras disminuye la delincuencia juvenil

madrid

| 28.09.2010 - 15:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los delitos cometidos en el ámbito familiar -malos tratos, amenazas y coacciones- y contra la seguridad vial han aumentado en la Comunidad de Madrid un 19 y un 6,55 por ciento, respectivamente, en 2009, mientras que la delincuencia juvenil se ha reducido un 9,23 por ciento respecto al año anterior.

Así lo ha anunciado hoy el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, en el discurso que ha pronunciado durante el acto de apertura del Año Judicial en la Comunidad madrileña, que se ha celebrado esta mañana en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), donde ha subrayado la necesidad de "persistir sin fisuras" en la lucha contra la violencia de género.

En este sentido, el fiscal superior de Madrid ha criticado el "duro reproche" que se produce al "actual sistema de persecución de estos delitos" cuando ocurre un caso de violencia de género, pues, según ha dicho, es un "mayúsculo error" ya que el "único y exclusivo" responsable de la muerte de una mujer es su asesino.

"Ni la Policía, ni los jueces, ni los fiscales, ni las instituciones públicas, ni ninguna otra son responsables de esa muerte o de ese maltrato", ha aseverado Moix, que ha añadido que hay que ser conscientes de que el origen de este "terrorismo contra la mujer" es cultural y educativo y, por tanto, la solución se obtendrá a largo plazo.

Para ello, ha apuntado, la unidad de todos los agentes es "trascendental" y ha destacado el "avance extraordinario" que se ha producido en los últimos años con la creación de instrumentos jurídicos para el amparo y la asistencia de la mujer.

Pese al incremento experimentado en los delitos de violencia familiar y contra la seguridad vial, Moix ha destacado el descenso general de las cifras de delincuencia, que ha experimentado una reducción del 4,29 durante 2009, cuando se incoaron un total de 755.428 procedimientos -entre diligencias previas y diligencias urgentes de juicio rápido- frente a los 789.244 de 2008.

En concreto, se ha referido a los datos de la delincuencia juvenil, que el año pasado registró 10.819 ilícitos penales (delitos y faltas) en la jurisdicción de menores frente a los 11.918 de 2008.

Moix ha desglosado los datos entre Madrid capital y la región y ha señalado que en la primera ha habido un descenso del 7,32 por ciento de la delincuencia, mientras que las diligencias incoadas en la Fiscalía de Área de Móstoles y en la de Getafe-Leganés han aumentado un 7,27 y un 2,95 por ciento, respectivamente.

Para Moix, una de las razones que han contribuido al descenso de las cifras ha sido la "excelente" labor de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad en la Comunidad de Madrid, mediante una mayor presencia policial en las calles y una mejora de su eficacia en las investigaciones, así como una "cierta influencia" de la reforma de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor.

En el acto ha intervenido también el presidente del TSJM, Francisco Javier Vieira, que tras agradecer su trabajo al magistrado Juan Ignacio González Escribano -al que se le ha impuesto la Cruz Distinguida de segunda clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort-, ha centrado su discurso en el deterioro de la Administración de Justicia, que se "ha agudizado" con la crisis económica.

Vieira ha considerado que la restricción del gasto público que requiere afrontar la situación económica "no pude ni debe afectar" a los refuerzos de los órganos judiciales y ha dicho que si antes de la crisis eran "convenientes" muchos de estos apoyos, ahora son "más imprescindibles" para absorber el incremento de litigiosidad derivado de la propia crisis.

Al acto han acudido, entre otros, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre; el consejero de Presidencia, Justicia e Interior madrileño, Francisco Granados; la presidenta de la Audiencia Provincial de Madrid, Ana María Ferrer o decano de los jueces de Madrid, José Luis González Armengol.