La videoatención en teleasistencia se intensificará para superar los 4.700 usuarios

madrid

| 31.12.2013 - 12:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El servicio de videoatención, dentro del programa de teleasistencia domiciliaria, se intensificará a partir del 1 de enero de 2014 con la intención de superar los 4.700 usuarios, frente a los 50 que actualmente disfrutan del mismo.

Este nuevo sistema está pensando para que las personas mayores en situación de dependencia utilicen un sistema de videocomunicación instalado en su televisión y conectado a Internet, con el que puede realizar ejercicios de estimulación cognitiva configurados de manera específica para cada persona, agendas de seguimiento o contactar con el Centro de Atención de Cruz Roja.

En la estimulación cognitiva, el profesional del Centro de Atención de Cruz Roja programa una serie de ejercicios personalizados para prevenir o mitigar su deterioro cognitivo realizándolos con los usuarios de manera interactiva a través del televisor.

Los ejercicios se planifican en función del grado de deterioro cognitivo, valorado previamente mediante pruebas estandarizadas.

Por su parte, las agendas de seguimiento se realizan también mediante la videocomunicación para aconsejar a cada persona por un motivo concreto como puede ser asesoramiento e información sobre otros servicios, programación de actividades, felicitación de cumpleaños, entre otras cosas.

TELEASISTENCIA EN LA REGION

El servicio de teleasistencia en la Comunidad de Madrid se presta a través de 131.000 terminales (hay hogares en los que un mismo terminal atiende a dos usuarios: matrimonio, hermanos que viven juntos, etc), está plenamente consolidado entre los mayores y dependientes madrileños y funciona los 365 días del año y las 24 horas del día.

Este servicio se lleva a cabo a través de un dispositivo móvil en forma de pulsera o medallón, que se activa cuando es pulsado por el usuario, poniéndole en contacto directo con una central de alarmas desde la que se da respuesta a su requerimiento.

De los 131.000 terminales, 188 son terminales de teleasistencia móvil que disponen de modernos sistemas de geoposicionamiento (GPS) para otorgar a los usuarios mayor autonomía, ya que pueden ser localizados en todo momento, dentro y fuera de su domicilio, a través de la señal de GPS.

Es a través de la sala de mandos del Centro de Atención de Cruz Roja desde donde se controlan todas las teleasistencias móviles. Esta sala cuenta con sistemas de localización cartográfica y de posicionamiento geográfico para poder contactar con el usuario en el momento que se precise.

Este sistema de geolocalización pretende favorecer la autonomía de las personas mayores que aún pueden valerse por sí mismas y prevenir situaciones de dependencia.

Así, estas personas tienen una mayor movilidad para que puedan entrar y salir de su casa y que, al mismo tiempo, se sientan seguros, porque la alarma del aparato puede ser pulsada sin la necesidad de que la persona tenga que estar en su domicilio.