La urbanización Eurovillas restablece el suministro de agua pero no para consumo humano

grifo_fuente.jpg

madrid

| 29.10.2013 - 17:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Entidad de Conservación de Eurovillas (ECE), organismo que gestiona los servicios de la urbanización del mismo nombre, a caballo entre los municipios de Nuevo Baztán y Villar del Olmo, ha restablecido sobre las 18.00 de hoy el suministro de agua en el complejo residencial, aunque advierte de que no es apta para el consumo humano.

Los responsables de la urbanización decidieron cortar sobre las once de la mañana del lunes el suministro de agua tras detectarse en los análisis efectuados el viernes pasado por Eurovillas en sus cuatro depósitos que no se cumplían los parámetros de potabilidad.

En un segundo análisis de contraste efectuado ayer, tras vaciarse parcialmente los depósitos y llenarse con agua limpia, los parámetros "ya no son alarmantes" y la ECE ha decidido restablecer el suministro, ha dicho el presidente de este organismo, Rafael Gallardo.

Un vehículo con megafonía recorría esta tarde el complejo residencial, con unos 3.800 chalés y en los que viven unas 10.000 personas, para indicar a los residentes que no se beba el agua que sale de los grifos ni se cocine con ella.

"No podíamos dejar a la urbanización tres días sin agua", defiende Gallardo, quien opina que el origen de la contaminación puede estar en "un problema puntual" del Canal de Isabel II, empresa pública que abastece de agua a los depósitos de la urbanización.

Desde el Canal, una portavoz ha asegurado a Efe que el agua que llega a los depósitos de Eurovillas "no tiene ningún problema" y así lo han determinado las analíticas que periódicamente efectúa, la última este mismo lunes.

Así mismo, garantiza que el agua que consume el resto de los dos municipios cumple con el Real Decreto 140/2003, que regula el agua para el consumo humano, y es apta para beber.

Además, recuerda que el Canal ha puesto a disposición de la urbanización camiones cisterna para el abastecimiento, garrafas y botellas de agua; y ha ofrecido su ayuda para las analíticas.

Según la legislación consultada por Efe, los responsables de la urbanización debían haber comunicado la situación a la Consejería de Sanidad después de haberse detectado el problema tras un segundo análisis de contraste, pero se alarmaron con los resultados de la primera analítica y decidieron cortar el suministro.

"Como nosotros decidimos cortar ahora dicen desde Sanidad que a ellos no les corresponde dar luz verde al restablecimiento el servicio".

La ECE tendrá que enviar los resultados de las dos analíticas a Sanidad y si se confirman los niveles de contaminación el departamento de Salud Pública determinará qué hacer.