La última concentración del 15-M concluye sin incidentes y con un detenido

La Policía expresa su "satisfacción" por el "grado de madurez y responsabilidad" de la sociedad

madrid

| 16.05.2012 - 07:37 h
REDACCIÓN
Más sobre: 15MSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La última jornada de las concentraciones convocadas en Madrid por el movimiento ciudadano de protesta 15M para celebrar su aniversario ha concluido esta madrugada alrededor de las 4.00 horas sin incidentes ni acampadas y con un detenido, según ha informado el Ministerio del Interior. Una vez finalizada en la Puerta del Sol la última asamblea general que tenía por objeto analizar los cuatro días del aniversario, los 'indignados' han abandonado por completo la plaza pasadas las 00.30 y han comenzado una marcha improvisada por el centro de Madrid que ha terminado en la plaza de Tirso de Molina, donde la Policía ha detenido un 'indignado' por resistencia y desobediencia a la autoridad.

Tras pasar por la Bolsa y el Congreso de los Diputados, acompañados en todo momento por una fuerte presencia policial, los 'indignados' se han dirigido a Tirso de Molina, donde la Policía ha comenzado a pedir la documentación a los participantes de la marcha, produciéndose en este momento la única detención de la noche.

Desde que el pasado sábado 12 de mayo comenzaran las reivindicaciones con las marchas que sacaron a la calle a miles de personas para celebrar el aniversario indignado, un total de 29 personas han sido detenidas por desobediencia y atentado a agentes de la autoridad.

Todos los arrestos, exceptuando el último, se han producido a altas horas de la noche durante los consecutivos desalojos que han tenido lugar en la Puerta del Sol para evitar que los indignados volvieran a acampar en la emblemática plaza, como ya hicieran hace un año.

EL DIRECTOR DE LA POLICÍA EXPRESA SU "SATISFACCIÓN"

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha expresado este miércoles la "satisfacción" de su institución por "el grado de madurez y responsabilidad" que ha tenido el "conjunto de la sociedad española" en las concentraciones convocadas por el movimiento ciudadano de protesta 15M para celebrar su aniversario.

En una entrevista a Onda Cero, Cosidó ha asegurado que las jornadas de protesta han transcurrido con "absoluta normalidad democrática". "No queda más que expresar nuestra satisfacción por el grado de madurez y responsabilidad que una vez más ha hecho gala el conjunto de la sociedad española al margen de algún grupo muy minoritario que tiene cierta tendencia a utilizar la violencia", ha afirmado.

Al hilo de esto, ha destacado el gran trabajo de la Policía que ha tenido una "actuación muy profesional, prudente e inteligente" que ha ayudado a esta "normalidad democrática" que era el objetivo que buscaba la institución en las protestas de estos días. Dicho esto, el director de la Policía ha elogiado el trabajo del cuerpo en Madrid, donde este movimiento ha tenido una "especial intensidad", pero también en ciudades como Granada o Valencia con una actuación "ejemplar".

MINORIAS VIOLENTAS NADA REPRESENTATIVAS

Por otra parte, Cosidó ha afirmado que el "criterio político" facilitado por el Gobierno y por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, era que se tenía que cumplir la ley y por ello el derecho de manifestación. "Debe ser respetado", ha explicado.

En este sentido, ha manifestado que la cadena de mando policial ha traducido esas "directrices políticas" con "inteligencias, firmeza y prudencia". "El gran mérito es de los policías que están en la calle que muchas veces están aguantando mucha presión, insultos, agresiones y sin embargo saben actuar con total profesionalidad", ha elogiado.

En cuanto a las minorías violentas, Cosidó ha explicado que están formadas por "grupos variopintos" de "ideologías muy extremas" que tienen conexiones anarquistas, las cuales están reviviendo en algunos países de Europa. "Son movimientos nada representativos, muy minoritarios, que muchas veces intentan capitalizar este tipo de movimientos en contra de la opinión de la mayoría de las personas que se encuentran allí incluso", ha añadido.