La transformación del Hospital de La Princesa enfrenta a Botella y González

madrid

| 12.11.2012 - 19:13 h
REDACCIÓN

La firma que estampó ayer Ana Botella en apoyo al personal de La Princesa se ha sumado a las críticas por la transformación del hospital en un centro especializado en mayores, y ha llevado al presidente madrileño, Ignacio González, a opinar que la alcaldesa "no se ha enterado de lo que está pasando" en el centro.

Botella acudió ayer a La Princesa por motivos privados y firmó, junto a su yerno, Alejandro Agag, el documento de los trabajadores del hospital contra los planes de la comunidad de transformarlo en un centro de alta especialización en patologías de personas mayores de 75 años.

Ignacio González, tras conocer la acción de la alcaldesa de la ciudad, ha opinado que Botella "no se ha enterado de lo que está pasando" en La Princesa que, según ha dicho, "no se va a cerrar", sino transformar en un centro especializado.

González se ha mostrado dispuesto a hablar con Botella si ella le llama para tratar el asunto, aunque fuentes del Ayuntamiento han respondido que Botella "sabía perfectamente" lo que firmaba, y aunque la alcaldesa está "a favor" de la política sanitaria de la Comunidad de Madrid también se muestra contraria al desmantelamiento de La Princesa tal y como se conoce hoy a este centro.

Con todo, Ana Botella está "sorprendida" porque alguien quiera ver un enfrentamiento político en su acción, y ha remarcado que no hay ningún debate político en el seno del PP de Madrid sobre este caso.

También ha negado una crisis en el PP madrileño la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, quien ha dicho que la propia Botella le ha asegurado que "respalda plenamente" la política hospitalaria y la "reforma sanitaria" del Gobierno autonómico presidido por González.

Para Cospedal, "una cosa (la firma) no tiene por qué estar enfrentada con la otra (el apoyo a la política de la comunidad)" y ha insistido en que no cree "ni muchísimo menos" que haya un enfrentamiento entre la alcaldesa y González ni en el PP de Madrid, aunque algunos "quieran" que la haya.

Quien sí ha opinado que hay enfrentamiento es el secretario general del PSM, Tomás Gómez, que se ha mostrado convencido de que Botella firmó por el "canibalismo" y la "guerra" interna que hay en el PP madrileño, pero sobre todo para "lavar su imagen" tras lo ocurrido en el Madrid Arena.

En medio de esta polémica, la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la comunidad, Patricia Flores, se ha reunido con profesionales de la Junta de Centro de La Princesa para trabajar en las acciones de transformación del hospital.

Se trata de la primera reunión que abre el proceso de diálogo con la consejería para proceder a la transformación del centro y "mantener el grado de excelencia en la docencia de investigación".

Días después del anuncio del Gobierno, las reacciones contra la transformación del hospital siguen llegando, como la de la Sociedad Española de Hematología/Hemoterapia, que ha advertido de que con el cambio corre riesgo la continuidad de la unidad de hematología, que es una referencia "a nivel nacional" para el diagnóstico y tratamiento de pacientes con patologías hematológicas, en especial para el trasplante de médula ósea.

Otra crítica ha llegado desde la Sociedad Española de la Geriatría, que ha advertido del riesgo de crear un "gueto" para mayores en La Princesa, y ha avisado de que construir hospitales monográficos en pacientes de más de 75 años no es "ni eficaz ni eficiente". "Deben ser atendidos en un hospital general, con todos sus recursos y por personal especializado".