La tasa de basuras bajará un 9% en Madrid en 2011 y se ampliará el umbral de familias exentas

Los impuestos y tasas municipales se congelan por segundo año consecutivo

Suben la tasa de telefonía móvil y de publicidad en lonas

El gravamen del IBI se mantiene aunque la subida del valor catastral incrementará los recibos en una media del 6%

Se mantiene la deducción en el IAE para las empresas que generen empleo estable

madrid

| 28.10.2010 - 12:12 h
REDACCIÓN

La Tasa de Basuras que pagan los madrileños se reducirá el próximo ejercicio un 9% para todos los ciudadanos, lo que supondrá una recaudación un 13% inferior para las arcas del Ayuntamiento de la capital, que además ampliará los umbrales de exención. El delegado de Hacienda de Madrid, Juan Bravo, ha presentado este jueves las ordenanzas fiscales para 2011, que ha aprobado esta mañana la Junta de Gobierno, señalando que se congelarán las tasas e impuestos "por segundo año consecutivo". Esto supone una recaudación 1,5 millones de euros inferior que si se hubiera aplicado el incremento del 1,8 por ciento del IPC.

La que mayor incidencia tiene en el bolsillo de los madrileños es la Tasa de Basuras, que se reducirá un 9 por ciento como consecuencia del recorte del servicio (de entre un 12 y un 13 por ciento) anunciado el pasado mes de junio como consecuencia de la crisis económica. Así, la factura media de las unidades urbanas en la capital pasará de 59 a 54 euros.

"Tal y como comprometimos en su día, la Tasa de Basuras experimentará el próximo año una reducción media del 13 por ciento", ha anunciado Bravo, matizando que aunque el recorte en el contrato es mayor, los cuatro puntos de ahorro restantes se obtendrán de la ampliación de los umbrales de excepción. En concreto, estarán exentas las familias de uno o dos miembros que no superen los 8.857,60 euros de renta anual (7,69 por ciento más que el año pasado, cuando el límite eran 8.224,92 euros); las de tres o cuatro miembros con unos ingresos máximos de 10.755,66 euros (6,25 por ciento más); y las de más de cuatro miembros con un máximo de 13.919,09 euros (+4,76 por ciento).

Esto supondrá un incremento de las familias que se pueden acoger a la exención de entre el 7 y el 10 por ciento con respecto a los 25.000 hogares que este año han pedido no tener que pagar la Tasa de Basuras, con lo que se llegaría hasta las 27.000-28.000 exenciones, si bien "es un dato provisional porque el aumento de la situación de desempleo" podría elevar esta cifra, según ha confesado Bravo.

Asimismo, el responsable municipal ha confesado que se mantendrá la medida de otorgar las exenciones de forma automática a las familias que se benefician de diferentes servicios municipales para cuya obtención existe el requisito de una renta máxima. También se seguirán aplicando las reducciones para familias numerosas, y las bonificaciones de un 5 por ciento (hasta un máximo de 15 euros) por pago fraccionado.

Con todas estas decisiones, el Consistorio pasará de recaudar 164 millones a 144 millones de euros, lo que cubrirá el 88 por ciento del coste del servicio tras la modificación del contrato, que se ha quedado en 163 millones de euros.

SUBEN LAS TASAS DE PUBLICIDAD EN ANDAMIOS Y TELEFONÍA MÓVIL

Por otra parte, las ordenanzas fiscales de 2011 incluyen también un cambio en la Tasa de Telefonía Móvil. El Consistorio hace caso así a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que discrepó sobre el método de cuantificación de la cuota que debían pagar estas empresas. Ahora, el Consistorio madrileño se atiene a los criterios de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre la ordenanza de Badalona, lo que supondrá una recaudación de 34 millones de euros, en lugar de los 25 millones que se han ingresado este año por ese concepto, con lo que se incrementa un 32 por ciento el coste.

Por otra parte, también sube la Tasa por Publicidad en Andamios, que se comenzará a cobrar considerando que los metros cuadrados de fachada que se aprovechan para publicidad son equiparables a superficie comercial. Así, la tarifa máxima ascenderá ahora a 20 euros por metro cuadrado y mes, lo que supondrá aproximadamente un 30 por ciento del rendimiento estimado de la publicidad y una recaudación de 3,5 millones de euros. Además, el tiempo máximo de exposición queda regulado por la Ordenanza de Publicidad Exterior.

EL GRAVAMEN DEL IBI SE MANTIENE

En el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Consistorio mantendrá el tipo impositivo (0,581), si bien las facturas se incrementarán por la subida del valor catastral derivada de la revisión realizada hace diez años. "El año 2011 será el último en el que se aplicará el valor catastral fijado hace diez años", ha subrayado Bravo. Esto supondrá un incremento real del 6 por ciento de media en los recibos que llegarán a los madrileños, si bien se mantendrá la bonificación del 5 por ciento (hasta un máximo de 63 euros) para quienes decidan pagar de forma fraccionada.

En cualquier caso, el delegado ha subrayado que el coste medio del IBI en la capital seguirá ocupando el próximo ejercicio el puesto 24 entre las capitales de provincia del país. Además, preguntado sobre la posibilidad de reducir el tipo impositivo para compensar la subida del valor catastral, Bravo ha recordado que existe un tipo mínimo que ya se habría alcanzado si se hubiera tomado ese camino desde el año 2002.

"Eso no lo hace nadie. Es verdad que no nos gusta la dinámica del IBI, y por eso desde la FEMP hemos pedido su modificación, porque no nos parece razonable que en 2011 estemos pagando un impuesto respecto al valor del inmueble hace diez años, y porque el valor catastral es aproximadamente el 20 por ciento del valor de mercado, lo que no se acerca al 50 por ciento que recomienda la legislación", ha apostillado.

Por otra parte, el próximo ejercicio se mantendrá la deducción de entre el 15 y el 25 por ciento del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para las empresas que generen empleo estable, una exención creada el año pasado y que ahora se prorroga otro ejercicio.

LAS TRASNFERENCIAS DEL ESTADO VUELVEN A NIVELES DE HACE UN LUSTRO

Finalmente, Bravo también ha explicado que el Consistorio modificará la Ordenanza Fiscal General en materia de compensación de deudas con otras administraciones para fijar "un proceso claro con sujetos pasivos y deudas compensables" con el objetivo de abrir un cauce que permita a las corporaciones locales reclamar las deudas de otras administraciones, como ya sucede a la inversa.

Y es que en septiembre de 2010 el Estado debía ya al Consistorio 26 millones de euros, mientras que la Comunidad de Madrid debe abonar 46 millones. En total, son 72 millones de euros "de deuda pendiente de pago, vencida, líquida y exigible", según el responsable municipal, que ha señalado que la compensación de estas situaciones puede demorarse entre tres y cuatro años, o no llegar a solucionarse nunca.

Además, ha explicado que a lo largo de este año se han abierto mesas técnicas de negociación que en el caso del Estado "han avanzado" si bien con el Gobierno regional no se ha ido tan rápido. "Si no llegamos a acuerdos, procederíamos con la apertura de expedientes para la compensación de deuda, que se haría deduciendo las cifras a deber de las liquidaciones que el Ayuntamiento hace con las otras administraciones.

Es decir, que si de los 26 millones que el Estado debe al Consistorio sólo se llega a un acuerdo sobre 20 millones, los otros seis se quitarían, por ejemplo, de la liquidación del IVA. "Es posible llegar a los tribunales. En enero empezaremos a aplicar esta compensación de deuda, aunque ya se ha iniciado algún expediente", ha concluido Bravo.

El delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, ha señalado que las transferencias del Estado al Ejecutivo local vuelven a niveles de hace un lustro, ya que pese al incremento de un 2,7 por ciento que se experimentará en 2011, no llegan a compensar la caída del 14 por ciento experimentado este año.