La subasta del coche oficial de Pedro Castro, un Audi 8, queda desierta

No se ha presentado ninguna oferta

(archivo)

madrid

| 14.12.2011 - Actualizado: 15:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La subasta organizada por el Ayuntamiento de Getafe para vender el coche oficial del anterior alcalde, Pedro Castro, un Audi8, ha quedado desierta tras no presentarse ninguna oferta después de que se abriera el plazo para pujar el pasado 17 de noviembre, han informado este martes fuentes municipales.

El vehículo, que ha permanecido expuesto en la plaza de la Constitución, tenía un precio de salida de 15.630 euros, aunque costó 120.000 euros, y su primera fecha de matriculación fue en noviembre de 2004 con lo que cuenta con 151.272 kilómetros.

Según fuentes municipales, no se volverá a convocar una nueva subasta y la Junta de Gobierno local deberá aprobar próximamente el nuevo sistema por el que se venderá el automóvil.

Al respecto, el concejal del PSOE de Getafe, José Manuel Vázquez, ha manifestado este martes a que lo único que ha hecho el Gobierno municipal con esta iniciativa es gastar recursos para desembocar en algo que no ha tenido ningún beneficio para los ciudadanos.

Según Vázquez, el alcalde Juan Soler no ha encontrado ningún error en la gestión del anterior Gobierno local por lo que "se están inventando cosas, pero esto ha coincidido con lo de Cospedal, que tampoco ha podido vender el famoso Audi de Castilla La Mancha".

En su opinión, esto se debe a que no se dedican a trabajar o a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos sino que están haciendo demagogia con símbolos.

El concejal socialista también ha señalado que el Ejecutivo local se encuentra ahora "en un callejón sin salida porque han iniciado algo que no lleva a ninguna parte".

"Pensaban que les iba a rentar mucho y se han dado cuenta que los vecinos se están cansando del mal estilo y de que se dediquen a gestos que creen que les benefician pero que no está siendo así", ha agregado.