La Soledad pone el broche de oro de las procesiones de Semana Santa en Madrid

La Virgen ha salido por primera vez de la Iglesia de la Concepción Real de Calatrava, en Alcalá

Organizado por la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo y Santo Cristo del Sepulcro

A lo largo de tres horas ha recorrido el centro de la capital

madrid

| 04.04.2015 - Actualizado: 21:14 h
REDACCIÓN

La talla de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo, que este año ha salido por primera vez de la Iglesia de la Concepción Real de Calatrava, en la calle Alcalá, acompañada por el sonido de cientos de tambores, pone el broche de oro a las procesiones de esta Semana Santa en Madrid.

Organizado por la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo y Santo Cristo del Sepulcro, el cortejo ha iniciado a las 16.30 horas su recorrido por el centro de la capital.

La imagen de la Virgen, una talla de Juan Pascual de Mena del siglo XVIII de más de dos metros de altura que hasta el año pasado ha estado custodiada en la madrileña Iglesia de San Ginés, ha partido esta Semana Santa desde su nueva ubicación, la Iglesia de la Concepción Real de Calatrava.

A lo largo de tres horas ha recorrido el centro de la capital por la calle Arenal, la calle Mayor y la Carrera de San Jerónimo, entre otros puntos, custodiada por cientos de cofrades de Zaragoza que saldrán del Monasterio del Corpus Christi para anunciar su paso a ritmo de tambores.

Son los mismos cofrades que protagonizarán mañana la tamborrada en la Plaza Mayor, provenientes de la Real y Calasancia Cofradía del Prendimiento del Señor y el dolor de la Madre de Dios.

Por su parte, la imagen del Cristo Yacente -talla de Talleres Olot, del siglo XX, de la Hermandad del Santo Entierro de Móstoles- ha partido a las 16:30 horas desde el Real Monasterio de la Encarnación para encontrarse con la Virgen en un punto intermedio, a la altura de la Iglesia de San Ginés.

El cortejo, conformado por un centenar de personas (entre los cofrades, los anderos de ambas tallas y representaciones como la del Real Gremio de Halconeros), llevarán las imágenes hasta la Iglesia de la Concepción Real de Calatrava.

La procesión de La Soledad es una de las más antiguas de la ciudad de Madrid junto con la de Jesús Nazareno de Medinaceli y la del Santo Entierro.

Es la única que se celebra este Viernes Santo en la capital, ya que la de la Virgen Dolorosa, que solía tener lugar el mismo día, se unió el año pasado a la de Mecinaceli, al estar en la misma basílica.

En total, en la ciudad de Madrid ha habido trece procesiones desde el pasado Domingo de Ramos, cuando desfiló la de Nuestro Padre Jesús del Amor, conocida popularmente como la de 'La Borriquita'.

La más multitudinaria ha sido la de Jesús Nazareno de Medinaceli, celebrada el Viernes Santo, en la que catorce portadores y un guía dirigieron el trono sobre ruedas del Cristo, acompañados por miles de fieles.