La reducción de coches en Navidad en Madrid fue del 43 por ciento

madrid

| 11.01.2017 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La disminución del tráfico privado en Gran Vía estas navidades tras el dispositivo impulsado por el Ayuntamiento de Madrid ha sido del 43 por ciento, del 20 por ciento en la Cuesta de San Vicente (aunque en días como el 5 y el 12 de diciembre se llegó hasta un 47 por ciento menos de vehículos), del 25 por ciento en Princesa, del 12 en el Paseo del Prado y del 13 por ciento en Recoletos.

En los días intermedios a las restricciones, en las que no se aplicaban, también se registró una disminución de intensidad del tráfico en la zona. Así, fue de entre el 2 y el 10 por ciento inferior en Gran Vía y entre el 4 y el 47 por ciento menos en la Cuesta de San Vicente, donde se incrementó la intensidad en un día laborable.

En vías aledañas a la Gran Vía, las complicaciones circulatorias se produjeron durante el primer fin de semana de cortes. Sin embargo, la situación fue normalizándose de forma paulatina llegando a una situación aceptable en los días posteriores.

Estos son datos preliminares facilitados este miércoles en rueda de prensa por la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, acompañada por el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

Sabanés ha hecho una valoración "muy positiva" de la actuación. Tras unas primeras horas de ajuste, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad ha explicado que el dispositivo especial ha funcionado correctamente detectándose como patrones de carácter general una importante disminución general de la afluencia de vehículos privados a la zona y una reducción de la intensidad de vehículos en el área restringida.

Como consecuencia de la mejora en la situación circulatoria, el número total de cortes de acceso por saturación de vehículos, desde la M30 (entrada de la A5 y Cuesta de San Vicente) hasta la zona afectada por las restricciones se ha reducido desde los diez en la campaña 2015-2016 (entre el 6 de diciembre y el 2 de enero) hasta los dos en la actual (los días 5 y 10 de diciembre).

Se ha observado al mismo tiempo una afluencia peatonal muy elevada, previsible en estas fechas, que ha llevado a ciertas dificultades de circulación en la propia Gran Vía en algunos momentos, pese a la reducción de carriles, y al corte total de la calle Mayor en otros. En este sentido, la planificación organizada de los cortes se valora como positiva, frente a los cortes puntales y sin información pública que se han venido efectuando años anteriores.

AUMENTO DE LA DEMANDA DE LA EMT

La actuación de Gran Vía afectaba a 28 líneas de EMT en el entorno. La empresa ha realizado estudios comparativos del comportamiento de estas líneas los días de la intervención, actualmente en estudio.

Como resultado preliminar y a falta de una presentación en profundidad, se ha observado que la demanda se ha incrementado en un 3 por ciento de media en el conjunto de líneas afectadas en los viajes con destino la zona de Gran Vía, llegando algunos días a picos de hasta el 5 por ciento.

Se ha comprobado también que en el conjunto de líneas la regularidad no se ha visto afectada por la medida y que los tiempos de viaje tampoco se han incrementado. La valoración por parte de EMT es "muy positiva" porque sin afectar al servicio se ha conseguido un mayor uso del transporte público para acceder al centro.

El Ayuntamiento se ha comprometido a aportar datos sobre el impacto de la medida en el comercio cuando se tenga la información completa ya que la campaña de Navidad empezó con el Black Friday de noviembre y terminó el pasado 6 de enero. En esa valoración se tendrá que tener en cuenta el "incremento espectacular" registrado en el comercio electrónico.