La recaudación por tasa de terrazas en Madrid cae más de un 14%

Las bajadas alcanzan un 78 por ciento en el caso de Arganzuela, un 48 en Centro o un 28 por ciento en Fuencarral

madrid

| 17.07.2017 - 08:35 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La recaudación por la tasa de terrazas en Madrid ha caído más de un 14 por ciento de media en la ciudad, con descensos en 18 de los distritos (con la excepción de Salamanca, Retiro y Chamartín), al actualizarse el valor de las calles de acuerdo a su situación económica real, han avanzado fuentes municipales a Europa Press.

La actualización del Indice Fiscal de Calles el pasado mes de diciembre ha provocado esta bajada sustancial en las cuotas pagadas por las tasas de terrazas, reducción que ha beneficiado especialmente a aquellos locales situados en calles cuya situación económica real ha empeorado y, por tanto, tienen una oportunidad de negocio más limitada. Esto se traduce en que la tasa, sin haber sido modificada, consigue ser más progresiva y adaptada a la realidad de la ciudad.

Las bajadas alcanzan un 78 por ciento en el caso de Arganzuela, un 48 en Centro o un 28 por ciento en Fuencarral. Desde 2009 las categorías fiscales de las calles no se actualizaban: desde entonces el valor de la mayoría de los inmuebles ha disminuido notablemente, por lo que el valor fiscal de las calles se había distanciado de su valor real teniendo como consecuencia que se pagara más por la tasa de terrazas --también por otros tributos, como el Impuesto de Actividades Económicas-- de lo que correspondería.

La actualización del índice fiscal de calles en 2017 corrigió esta situación adaptando la categoría fiscal de las calles a su valor inmobiliario real. Como la mayoría de inmuebles han perdido valor durante estos siete años, la recaudación por la tasa de terrazas será menor en 2017 que en 2016, pasando de 9,5 millones de euros a 7,8 millones lo que supone una reducción del 14,4 por ciento. En el caso del impuesto de Actividades Económicas la disminución en la recaudación se estima será de 219.673 euros, pasando de 97,9 millones euros a 97,7 euros.

DONDE SI AUMENTARA LA TASA DE TERRAZAS

La disminución en la recaudación en la tasa de terrazas no será homogénea en toda la ciudad, al igual que tampoco lo ha sido la evolución de los valores inmuebles dado que en algunos se ha incrementado. Es el caso de Salamanca, Retiro y Chamartín.

Son tres de los distritos con mayor renta per cápita. La tasa aumentará entre un 58,5 por ciento, un 5,7 por ciento y un 40,2 respectivamente. Desde el área argumentan que estos negocios pagarán másporque el valor de sus calles ha aumentado y, por lo tanto, pueden hacer más negocio y/o porque han instalado nuevos elementos en las terrazas por los que hay que tributar. La caída en la recaudación del resto de distritos oscilará entre el 3,9 por ciento de Hortaleza y el 76,8 por ciento de Arganzuela.

La modificación del índice fiscal no supone en muchos casos variación alguna de la cuota que pagaran los hosteleros por la tasa de terrazas porque no hay cambio de tramo de tarifa. En otros casos puede aumentar la cuota y en otros reducirse a la mitad, en función de la subida o bajada de tramo.

En el caso de establecimientos hosteleros cuya cuota haya aumentado sustancialmente deben tenerse en cuenta nuevos elementos instalados que no figuraban el pasado año y por los que hay que tributar más, tales como delimitación del vuelo, tarima en suelo, delimitación vertical o instalación de cerramiento desmontable, explican desde el Ayuntamiento.

REACCIONES

El Ayuntamiento remarca que ahora los bares madrileños con terrazas son de los que menos pagan esta tasa cuando se encuentran en calles poco importantes, pero son de los que más pagan cuando están en calles muy importantes. Tras la actualización de las tasas habrá terrazas ubicadas en zonas menos céntricas -donde el lucro se prevé menor- que paguen menos al Ayuntamiento, como por ejemplo una ubicada en el número 90 de la calle Toledo, donde el precio por metro cuadrado baja de los 73 euros de 2016 a los 40 de este año, lo que supone una reducción del 46 %.

Según el Ayuntamiento, la mayoría de hosteleros pagarán en 2017 menos que en 2016 por la tasa de terrazas y los pocos que paguen más lo harán "porque el valor de sus calles ha aumentado y por lo tanto pueden hacer más negocio o porque han instalado nuevos elementos en las terrazas por los que hay que tributar".

El portavoz adjunto del PP Íñigo Henríquez de Luna, cuyo grupo votó a favor del cambio, ha acusado al edil de Ahora Madrid de manejar "frías estadísticas que le dicen que en general se va a bajar la tasa de terrazas" cuando muchos de los hosteleros de Madrid han recibido "incrementos tremendos, en algunos casos de un 250 %".El concejal del PP considera que se debería haber aplicado una subida transitoria porque para algunos hosteleros la subida de tasas puede suponer que tengan que despedir a alguno de sus empleados.

"Se ha hecho un cambio en el índice de calles por el cual algunas calles salen beneficiadas pero otras salen muy perjudicadas", ha defendido por su parte la portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Begoña Villacís, en una declaración ante los medios a su llegada a los cursos de verano de El Escorial. Villacís ha abogado por reducir los impuestos dado que Madrid es una ciudad con superávit y que amortiza deuda, devolviendo su esfuerzo a los ciudadanos no sólo bajando el índice en algunas calles sino también mediante reduciendo impuestos como el de Bienes Inmuebles (IBI).