La publicidad electoral en los taxis de Madrid genera enfrentamientos en el sector

Los propios taxistas han denunciado insultos y actos vandálicos contra sus vehículos

madrid

| 21.05.2015 - 14:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Por primera vez, los taxis de Madrid llevan publicidad, unos del Partido Popular en sus puertas y otros Ahora Madri". Algo que no ha pasado desapercibido porque éstas publicidades han enfrentado a parte del sector. Los propios taxistas han denunciado insultos, actos vandálicos contra sus vehículos y, en algunos casos, casi llegan a las manos.

El PP de Madrid ha fichado a unos 900 taxistas para lucir publicidad de sus dos candidatas al Ayuntamiento y a la Comunidad. Los propietarios cobran alrededor de 60 euros por llevarla durante los 15 días de campaña. La publicidad en los taxis está permitida desde 2013, pero no especifica qué tipo de anuncios, por eso, El PP ha elegido este manera de hacer campaña, y no ha sido el único partido.

También algunos taxis lucen publicidad de Podemos y en este caso, algunos, incluso sin cobrar. Sin embargo, algunos taxistas creen que estos anuncios solo pueden derivar en conflictos con clientes y conductores. Algo que ya ha sucedido.

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (Fptm) ha denunciado través de un comunicado que la publicidad electoral que se colocó en 900 vehículos madrileños, independientemente del partido que sea, perjudica al sector. Según su presidente, Julio Sanz, "no estamos de acuerdo con que una concesión administrativa, como es un taxi, sirva para anunciar opciones políticas. Se trata de un servicio que debe mantener el principio de neutralidad".

En este sentido, añadió que "el servicio del taxi no está adscrito a ninguna ideología política, ya que nuestra ideología es el cliente y sin embargo, este tipo de publicidad puede dar lugar a asociaciones indebidas".

"De hecho, desde la colocación de esta publicidad, se han producido pintadas y actos vandálicos contra algunos vehículos", informó, asegurando que la FPTM ya indicó en sus alegaciones a la modificación de la Ordenanza Reguladora que permitía la colocación de publicidad en los taxis, "que dejar su implantación al criterio libre de cualquiera, era contraproducente para el sector".

Por otra parte, Sanz aseguró, además, que la Federación censura que determinados partidos políticos utilicen al colectivo solo en periodo electoral, después de desatender sus demandas y necesidades durante años. "Nos imponen tarifas fijas, y no defienden nuestros derechos ante la amenaza del intrusismo. Ésta es, de hecho, la opción política que más daño ha causado al taxi y a los autónomos", denunció.

"Este tipo de acciones publicitarias empañan el nombre del servicio público que realizamos sin medir las consecuencias de sus actos, que luego pagamos todos", concluyó.