La Procesión del Encuentro de Móstoles pone el broche final a la Semana Santa

La más antigua del municipio, ha estado formada por dos pasos

madrid

| 31.03.2013 - Actualizado: 15:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Procesión del Encuentro de Móstoles, declarada de Interés Turístico por la Comunidad, culmina este domingo de Resurrección con los actos programados para esta Semana Santa en el municipio.

Esta procesión supone un atractivo turístico para Móstoles, tanto por su antiguedad, su continuidad en el tiempo, su arraigo y participación ciudadana, así como por su "originalidad" y el "colorido" de su desarrollo.

La procesión del Encuentro, la más antigua del municipio, ha estado formada por dos pasos, el del Cristo Resucitado, que ha inicia su recorrido desde la Ermita de Nuestra Señora de los Santos y el de la Virgen de la Soledad, que sale desde la Iglesia de la Asunción.

El Paso del Cristo Crucificado, llevado por 30 costaleros, pertenece a la Cofradía Jesús Nazareno y Cristo Resucitado y el de la Virgen de la Soledad, transportado por 24 costaleros, a la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad.

Según se desprende de los escritos de Juan de Ocaña, que en 1908 escribió 'Apuntes para la Historia de la Villa de Móstoles', el desarrollo de esta celebración religiosa centenaria es prácticamente el mismo que el que tiene lugar en la actualidad, salvo con algunas variaciones en su recorrido.

Durante la Guerra Civil española, la imagen de Cristo Resucitado fue destruida al igual que el resto de las imágenes. La imagen que realiza el recorrido de El Encuentro, fue donada por una vecina a la Parroquia de la Asunción mostoleña en el año 1943.

Característicos son los arcos de romero florido que se colocan en diversos puntos del recorrido. Históricamente la Procesión era amenizada por un tamboril y la gaita que fue sustituida por una murga de Madrid.