La Policía sospecha que el joven mordido por una serpiente en Tetuán pudiera ser su propietario

El joven de 22 años se podría enfrentar a una pena de hasta 2 años

Sigue ingresado en el hospital y salvó la vida gracias al antídoto que facilitó Faunia

Un antídoto cuesta 14.000 euros

madrid

| 07.03.2017 - 12:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El joven de 22 años que resultó mordido por una serpiente de cascabel se podría enfrentar a una pena de hasta 2 años. La policía sospecha que era el propietario del ofidio. Sigue ingresado en el hospital y salvó la vida gracias al antídoto que facilitó Faunia a los profesionale sanitarios. Un antídoto que cuesta 14.000 euros. Nos han explicado cómo fue el ataque.

La Policía Nacional tiene abierta una investigación sobre el hallazgo de una serpiente de cascabel en una parque en el distrito de Tetuán. Entre las hipótesis se encuentra la posibilidad de que el propietario del reptil, una serpiente de la especie cascabel diamantina, fuera el propio joven herido. Su posesión está prohibida en España.

Los hechos tuvieron lugar este fin de semana, cuando se recibe el aviso de que un joven acude en taxi al Hospital de La Paz y manifiesta que estaba en un parque del distrito de Tetuán (el Agustín Rodríguez Sahagún) cuando aprecia una serpiente, la coge con la mano y le muerde, ante lo cual la suelta y la mata con una pedrada.

Ya en las Urgencias del hospital, el joven manifiesta al personal del centro que le ha picado una serpiente venenosa. Ante las preguntas del personal de enfermería sobre cómo sabe que se trata de una serpiente venenosa, el joven en actitud "muy nerviosa" insisten en que es así.

Ante esta situación, se solicita la presencia en el hospital de un experto en reptiles del Zoo de Madrid mientras que un indicativo de la Policía Nacional se desplaza al parque donde localiza la serpiente muerta. Por tanto, los agentes recuperan el cadáver del animal y se trasladan al hospital para que lo observe el experto en reptiles, que certifica que se trata de una serpiente de cascabel diamantina y se solicita el antídoto específico para el joven.

Ante lo ocurrido, la Comisaría de Policía Nacional de Fuencarral-El Pardo ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Entre esas hipótesis, se encuentra la opción de que el propietario pudiera ser el propio joven herido, según las mismas fuentes policiales.

EL JOVEN SIGUE INGRESADO

Por su parte, desde el hospital indica que el joven acudió al hospital y que se le administró en un primer momento un antídoto habitual para las serpientes europeas.

Tras las labores de identificación de la especie concreta, se solicitó un antídoto específico a Faunia.