La Policía rescata a un perro con desnutrición severa en el barrio de Salamanca

La casa estaba llena de excrementos del animal y de basura y su único alimento un hueso putrefacto y un cuenco con agua cubierto de moho

El inquilino, un hombre de unos 50 años, dijo que no tenía pienso desde hacía varias semanas y que tampoco le cambió el agua

madrid

| 12.01.2017 - 14:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Agentes de la Policía Nacional rescataron el pasado mes de diciembre a un perro con desnutrición severa abandonado en un domicilio del mdrileño distrito de Salamanca, ha informado este jueves la Jefatura Superior de Madrid en una nota de prensa.

Los agentes descubrieron lo que sucedía cuando acudieron a un domicilio por un servicio de radiopatrulla para el que habían sido solicitados. Los funcionarios escucharon los ladridos y lloros de un perro, por lo que preguntaron al inquilino, un varón de unos 50 años, por el estado de dicho animal y el motivo de tanto lamento.

Los policías comprobaron que el interior de la casa estaba lleno de basura y excrementos de perro y que la única comida que había era un hueso podrido y agua cubierta de moho. El hombre afirmó que su perro, de raza cocker y llamado Lucky, pasaba largas temporadas solo, que no tenía pienso desde varias semanas y que tampoco le cambió el agua.

Por todo ello los policías solicitaron el Servicio Veterinario de Urgencia de Madrid (SEVEMUR) para hacerse cargo del animal ya que la desnutrición era tal que podría enfermar gravemente o morir.

AÑO NUEVO Y VIDA NUEVA PARA LUCKY

Los agentes pusieron todos estos extremos en conocimiento de la autoridad judicial y el perro recibió cuidados sanitarios especiales dado el grado de desnutrición y abandono que sufría.

La Policía Nacional solicitó su adopción y se encuentra a la espera de los trámites necesarios para que se lo entreguen y tenga así una nueva familia. La intervención ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.