La policia municipal realiza controles de consumo de drogas

Los conductores que den positivo serán sancionados con multas de 1.000 euros

madrid

| 09.08.2014 - 10:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía municipal inicia este fin de semana un sistema de control preventivo contra el consumo de drogas y por la seguridad vial, combinado con los habituales de alcoholemia, por el que los conductores que den positivo serán sancionados con multas de 1.000 euros y perderán seis puntos, ha informado el Ayuntamiento de Madrid a través de un comunicado.

Contará con un equipo de trabajo que facilita la toma de pruebas y reduce el tiempo para conocer los resultados. Hasta el momento, los agentes realizaban estos controles cuando se producía algún tipo de delito y se observaban síntomas de haber consumido algún tipo de sustancia.

La operativa policial conllevaba necesariamente al traslado del infractor a un centro sanitario para la extracción sanguínea y su posterior remisión al Instituto Nacional de Toxicología para la realización del preceptivo análisis.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid está en disposición de realizar controles preventivos de droga de forma masiva, aparejados a los habituales controles de alcoholemia. De este modo, los controles se realizarán de manera combinada, detectando tanto los niveles de alcohol mediante el procedimiento habitual por aire espirado, como la presencia de las drogas más habituales en el organismo mediante la obtención de una muestra de saliva.

El kit adquirido, denominado DrugWipe, es el más rápido y cómodo de cuantos existen en el mercado, según la apreciación de los agentes que han probado de forma experimental los más conocidos, ya que la muestra de saliva que hay que tomar es muy inferior a la que requieren otros sistemas.

Los controles correrán a cargo de la Unidad de Atestados de Tráfico, cuyos componentes cuentan con la mayor experiencia y preparación para realizar este tipo de pruebas.

Si el conductor detenido da positivo en el control de drogas tendrá que hacer frente a una sanción de 1.000 euros y se le quitarán seis puntos del carnet, según la Ley de Seguridad Vial. Además, el vehículo se inmovilizará en el lugar, salvo que otra persona se hiciera cargo de él.

Si se hubiera producido un accidente, los agentes de la Policía harían un atestado y darían cuenta a la autoridad judicial, que iniciaría el proceso para determinar si la persona ha cometido delito.

Policía Municipal ha participado en los últimos años, con la DGT y la Universidad de Santiago de Compostela, en el proyecto DRUID (Driving Under the Influence of Drugs, Alcohol and Medicines), promovido y cofinanciado por la Comisión Europea, cuyos objetivos han sido los de profundizar en el conocimiento del problema del consumo de alcohol, otras drogas y medicamentos en los conductores.