La Policía madrileña llevará sistemas para detectar el contenido alcohólico del botellón

El Defensor del Pueblo reprueba las multas al "botellón" de Madrid por indiscriminadas

madrid

| 03.03.2014 - 21:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Ayuntamiento de Madrid tratará de dotar a sus policías municipales de sistemas para detectar 'in situ' el contenido alcohólico de lo que se consume en la vía pública para discriminar, especialmente a la hora de multar en botellones, si las personas estaban bebiendo alcohol, lo que es ilegal, u otras bebidas.

Así se ha comprometido el Consistorio con el Defensor del Pueblo, tras una comunicación realizada tras las numerosas quejas formuladas por los ciudadanos relacionadas con fallos en el procedimiento a la hora de multar por parte de la Policía Municipal a personas que estaban consumiendo alcohol en la vía pública, al amparo de lo dispuesto en la conocida como Ley Antibotellón.

De este modo, han sido frecuentes las quejas de personas que le han manifestado que no estaban consumiendo bebidas alcohólicas, sino otro tipo de bebidas, pero que los agentes actuantes no realizaron ninguna comprobación al respecto y que fueron multados.

En otros casos, los ciudadanos sancionados expusieron al Defensor que los agentes de la Policía Municipal procedieron a su identificación, pero no les entregaron copia del acta levantada ni les comunicaron la iniciación del procedimiento sancionador, según consta en el informe del Defensor del Pueblo de 2013 al que ha tenido acceso Europa Press.

En la Ley 5/2002, de la Comunidad de Madrid, sobre drogodependencias y otros trastornos adictivos, se regula un procedimiento sancionador abreviado, en el cual las actas de inspección, notificadas en el acto al presunto responsable, constituyen el acto de iniciación del procedimiento a todos los efectos, y se establece que dichas actas poseen presunción de veracidad de los datos y circunstancias en ellas consignados, salvo prueba en contrario.

"En el caso de que se omita la notificación del acta, no solo se produce la indefensión del denunciado, que no puede formular alegaciones y proponer las pruebas que estime convenientes, sino que, además, no puede acogerse a la reducción del 40 por ciento del importe de la sanción, previo reconocimiento explícito de su responsabilidad", ha recordado la institución.

Por eso, dada la "reiteración" de esta alegación en las quejas recibidas, solicitó al Ayuntamiento de Madrid que informase del porcentaje de ciudadanos denunciados que no han firmado las actas de inspección en relación con el número total de expedientes tramitados por consumo de alcohol en la vía pública, pero dichaCorporación les comunicó que desconoce ese dato, "al no estar prevista su recogida en la aplicación informática que sirve de soporte a la tramitación de los referidos expedientes sancionadores".

DICTAMEN DEL DEFENSOR

El Defensor del Pueblo considera que, en lo que se refiere a la presunción de legalidad y veracidad que acompaña a todo obrar de los órganos administrativos y sus agentes, sin menoscabo de la consecución de las finalidades previstas en la normativa reguladora de las drogodependencias y otros trastornos adictivos, debería constatarse en el momento de la formulación de la denuncia que se está consumiendo una bebida alcohólica.

La institución es consciente de que en la actividad conocida como botellón resulta muy difícil discriminar en un grupo heterogéneo de personas quién está consumiendo bebidas alcohólicas y quién no, "pero hay que considerar que sólo se puede sancionar al responsable de la infracción, es decir, al que está consumiendo una bebida alcohólica en la vía pública, por lo que es necesario que se constate la responsabilidad individual de cada uno de los ciudadanos identificados".

Por ello, recomendó al Ayuntamiento de Madrid que habilite un sistema válido de comprobación del contenido alcohólico de las bebidas que se consumen en la vía pública, que no sea la mera percepción sensorial del agente denunciante, con el objeto de documentar adecuadamente la actuación sancionadora y confirmar que se está incurriendo en la conducta tipificada por la ley.

En su respuesta, el Ayuntamiento de Madrid ha manifestado que, en aras de otorgar al procedimiento sancionador de una mayor garantía para el presunto infractor, "procurará dotar a los agentes de un sistema capaz de detectar 'in situ' el contenidoalcohólico de la bebida que se consume".

El departamento que dirige Soledad Becerril aconsejó también al Consistorio que vigile el cumplimiento de la exigencia de notificar la denuncia al infractor "para evitar la posible indefensión de éste". Sobre esta cuestión en el informe no consta respuesta alguna.