La policía libera a un hombre secuestrado por sicarios en un piso de Getafe

Persianas bajadas y cristales tintados, hábito de los secuestradores

Siete detenidos colombianos, en Getafe y Madrid capital, en un suceso relacionado con el narcotráfico

madrid

| 19.11.2013 - 16:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La comunidad de vecinos del número 2 de la calle Cipriano Díaz el Herrero de Getafe (Madrid) se ha quedado "de piedra" con la detención de los presuntos sicarios colombianos que tenían secuestrado a un hombre allí por una a relacionada con el tráfico de drogas, relatan que "tenían siempre las persianas bajadas y su coche tenía cristales tintados".

Así lo ha explicado a Efe el conserje de la finca, una nueva comunidad de diez bloques justo detrás de la Universidad Carlos III, junto a la estación de Las Margaritas, quien ha señalado que "el piso estaba alquilado por un hombre colombiano y su mujer, pero tenían un coche con los cristales tintados y apenas se les veía".

"Entraban siempre por el garaje de detrás e intentaban no llamar la atención. Al resto de hombres nunca se les ha visto. Alquilaron el piso desde el verano y siempre estaban con las persianas cerradas", ha añadido.

El conserje ha relatado que esta mañana han llegado al edificio agentes de la Policía Nacional y han estado viendo cómo podrían acceder al piso, un primero en el bloque número ocho.

SECUESTRADORES POR LA VENTANA

"Nos han dicho a mí y a los vecinos que teníamos que irnos de la zona porque iban a tener que intervenir y no querían que hubiera gente por medio. Han accedido por el garaje para que no les vieran los presuntos secuestradores y no han querido que supiéramos nada más", ha detallado.

El portero del edificio ha confirmado que, cuando la Policía ha entrado al piso, uno de los supuestos secuestradores ha saltado por la ventana, pero posteriormente le han detenido, y que la persona que tenían secuestrada desde el pasado viernes estaba en perfecto estado de salud.

"Durante la intervención hay vecinos que han tenido que quedarse fuera, porque querían entrar, pero la Policía les ha dicho que un secuestrador había saltado por la terraza y que no querían que hubiera nadie cerca. Había gente dentro, por el patio de la finca, y tampoco les han dejado salir", ha especificado.

Uno de los vecinos más próximos al piso de los presuntos secuestradores, un hombre mayor que vive justo en el piso de arriba, ha asegurado a Efe que pensaba que no había nadie viviendo ahí, ya que "nunca se veía movimiento y lo tenían todo cerrado".

Sin embargo, otros vecinos han apuntado a Efe que "por la noche sí se levantaban las persianas y se veía luz. Aunque es cierto que por el día lo tenían todo cerrado".

Algunos confesaban que todavía pensaban que "allí seguía viviendo un grupo de estudiantes de la universidad de aquí al lado, que tenían el piso alquilado desde el año pasado".

"Nos hemos encontrado esto lleno de Policía al llegar al mediodía y nos hemos quedado de piedra. No te imaginas ni lo que hay aquí dentro", sentencia un vecino contrariado.

Según fuentes de la investigación, en total hay siete detenidos -cuatro en Getafe y tres en Madrid- y el presunto secuestro se habría debido a una deuda relacionada con el narcotráfico, por lo que habían pedido a la familia del secuestrado una alta suma por su liberación.

Los detenidos pertenecen a una "oficina de cobro" de Cali (Colombia) dedicada al saldo de deudas.