La Policía investiga si el pederasta sedaba a los niños y difundía las imágenes

Rafael Prado se encuentra en la prisión de Soto del Real

Victoria tacha de "repugnante" el presunto caso de pederastia

madrid

| 16.11.2012 - 18:16 h
REDACCIÓN

La Policía investiga si el hombre detenido por un delito de pederastia en Madrid sedaba a los menores y si distribuía o compartía las imágenes que había grabado, aunque este segundo extremo se da casi por descartado, ya que de lo contrario la Policía habría tenido conocimiento antes de ahora. Rafael Prado se encuentra en la prisión de Soto del Real. El juez le imputa un delito continuado de abusos sexuales a menores y otro de pornografia infantil.

Según han informado fuentes de la investigación, hasta el momento los investigadores han identificado a nueve de los niños que aparecen en las imágenes incautadas al arrestado, cuyos padres ya han sido avisados.

Otros padres han acudido a dependencias policiales para comprobar si sus hijos han sido víctimas de Rafael P., quien coordinaba campamentos juveniles en una asociación, era monitor de natación en el Club Deportivo Parque Móvil de Madrid y trabajaba como conductor auxiliar para el Samur Social de Madrid, a través de una subcontrata.

La Policía trata de averiguar si sedaba a los menores, puesto que en la mayoría de las imágenes visionadas por el momento los niños parecen estar dormidos.

A los investigadores les extraña que durante siete años de posibles abusos no hubiera ningún indicio de los mismos, ni denuncias de las familias.

También se investiga si el detenido difundía o intercambiaba las imágenes que había grabado, aunque todo parece indicar que no es así, sino que las utilizaba para consumo propio, ya que en caso contrario se le habría descubierto antes.

Según las primeras pesquisas, el arrestado cometía los abusos en los campamentos en los que ejercía de monitor, mientas que en el Club Deportivo Parque Móvil de Madrid se habría limitado a grabar imágenes de los menores en los vestuarios.

Las fuentes han confirmado que, como es habitual en estos casos, Rafael P. permanece aislado en la prisión de Soto del Real ante la posibilidad de que sea agredido por otros presos.

Los investigadores siguen visionando hoy "la gran cantidad de material" -370 gigas- incautado al detenido, que fue denunciado por su mujer tras descubrir en el domicilio común material pornográfico en el que aparecía abusando de niños.

Los agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Jefatura Superior de Policía de Madrid le detuvieron el pasado viernes y, tras prestar declaración ante el juez, ingresó en prisión incomunicada y sin fianza, acusado de pederastia.

VICTORIA: UN CASO REPUGNANTE

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha tachado este viernes de "execrable" y "repugnante" el supuesto caso de pederastia a manos de un empleado de una empresa externa subcontratada por los servicios del Samur Social del Ayuntamiento de Madrid.

El consejero ha lamentado estos hechos y ha asegurado que "si se confirma la autoría del detenido debe recaer todo el peso de la Ley sobre él". "Tiene que pagar por el daño que ha hecho a estos menores y a sus familias", ha destacado Victoria y ha reiterado su repulsa hacia lo sucedido.

Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha explicado que esta persona era un auxiliar de una empresa externa al Samur Social y que toda la actividad que realizaba era "ajena" a este servicio municipal.

Fue su mujer la que por casualidad se encontró el material y acudió a la Policía Nacional para denunciarlo.