La Policía draga el puente de la Reina en el Manzanares buscando un cadaver serbio

Por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu

La persona cuyo cadáver se busca es también de nacionalidad serbia

Relacionada con los serbios detenidos en febrero y acusados del asesinato del primer ministro Djindjic

madrid

| 18.05.2016 - Actualizado: 20:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un grupo de 50 agentes de la Policía Nacional han iniciado una búsqueda en el río Manzanares de Madrid para localizar "restos humanos" que permitirían relacionar a miembros de la mafia serbia denominada 'Clan Zemun', a los que se vinculaba con el asesinato en 2003 del primer ministro serbio Zoran Djindjic, con un nuevo crimen, han informado fuentes policiales. Los efectivos, desplegados en la zona del Puente de la Victoria, a la altura de la Avenida de Valladolid, están compuestos por policía científica, antropólogos forenses y miembros de inspecciones oculares, han concretado estas fuentes.

A la zona se ha desplazado también un laboratorio móvil de actuaciones especiales e integrantes de Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIP), además de agentes del grupo de Seguridad Ciudadana.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha autorizado estos trabajos de dragado en el marco de la causa que investiga a estos miembros de la mafia serbia. Todo apunta a que la búsqueda se centra en la localización de un cuerpo posiblemente descuartizado, aseguran las citadas fuentes.

El magistrado ordenó el 12 de febrero el ingreso en prisión de cuatro serbios detenidos en Valencia a los que se relacionaba con el asesinato en 2003 del primer ministro serbio Zoran Djindjic. Andreu les atribuía la comisión de delitos de depósito de armas de guerra, falsificación de documentos, pertenencia a organización criminal y resistencia a la autoridad.

Se trata en concreto de Luka Bojovic, presunto autor intelectual del crimen y cabecilla del grupo paramilitar 'Los Tigres de Arkan', conocidos por su crueldad durante las guerras de los Balcanes, y que derivó posteriormente en la mafia serbia 'Clan Zemun'; y de su lugarteniente Vladimir Milisavljevic, encargado de ejecutar el asesinato, según ha informado el Ministerio del Interior.

También fue arrestado uno de los sicarios o asesino a sueldo de este grupo paramilitar, Sinisa Petric, alias 'Baku'.

20 MESES DE INVESTIGACION

Los agentes de la Policía Nacional llevaban más de veinte meses investigando a varios delincuentes con movilidad internacional de origen balcánico, dedicados a la comisión de homicidios, atracos a joyerías, receptación, tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Los primeros datos constataban que el entorno más cercano del fugitivo Bojovic --su mujer, hijos, hermanos, madre e incluso su lugarteniente-- se encontraban en distintas localidades de Alicante y Las Palmas de Gran Canaria.

Asimismo, el amplio dispositivo de vigilancia y seguimiento desplegado por los investigadores al lugarteniente de Bojovic, Vladimir Milisavljevic, permitió seguir su pista desde Las Palmas, a Madrid y, finalmente a Valencia donde al parecer iba a mantener un encuentro con otros miembros del clan mafioso, como así fue.

UNO DE LOS FUGITIVOS MAS BUSCADOS

Luka Bojovic, de 39 años y natural de Belgrado, es el cabecilla del 'Clan Zemun' y además uno de los fugitivos más buscados por distintos países y la Interpol. Se le atribuyen más de veinte asesinatos en Serbia, Holanda y España. Está siendo investigado en Suiza, Rumania, Holanda, Estados Unidos y España por diversos atracos y tráfico de drogas.

Actualmente tiene en vigor una orden de búsqueda y detención para su extradición dictada por Holanda por delitos de asesinato y blanqueo de capitales.

Por su parte, Vladimir Milisavljevic, el presunto ejecutor material del asesinato, ha sido condenado a 35 años en rebeldía por su participación en el asesinato del primer ministro y el sicario Sinisa Petric está imputado por homicidio doloso y fugado de una prisión serbia