La Policía desaloja a indignados concentrados frente al Ayuntamiento

Losa desalojados indignados en el Ayuntamiento de Madrid para que los políticos puedan salir

madrid

| 11.06.2011 - 12:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía ha desalojado, con efectivos antidisturbios, a un grupo de indignados que se han concentrado hoy frente al Ayuntamiento de Madrid, mientras el alcalde Alberto Ruiz- Gallardón (PP) ha sido reelegido en el cargo.

Los agentes han desalojado la parte de la calle en la que está el garaje del Ayuntamiento de Madrid ante la inminencia de la salida de los políticos que participan en la constitución de la nueva corporación.

La actuación policial, con efectivos antidisturbios, ha supuesto algunos forcejeos y empujones con las personas que estaban sentadas a la salida del garaje, según ha constatado Efe en el lugar.

Varios centenares de personas de toda edad están diseminadas en la calle Sacramento, situada junto al ayuntamiento de Madrid, con la única salvedad de la da salida del garaje.

Los concentrados gritan contra los políticos mientras crece la tensión en la zona.

La Policía ha arrebatado algunas cacerolas que portaban los concentrados y que previamente habían hecho sonar como manifestación de protesta.

Los "indignados" responden levantando las manos, mostrando las palmas y con el grito "están son nuestras armas".

Tras la constitución del nuevo Consistorio madrileño, en el que Alberto Ruiz-Gallardón ha sido reelegido alcalde, está previsto que los ediles e invitados puedan abandonar el lugar por ese garaje.

Con anterioridad, varios centenares de personas se habían concentrado en las inmediaciones de la Plaza de la Villa, aunque el grupo ha crecido y se ha distribuido por varios puntos.

Desalojados indignados en Ayuntamiento Madrid para que políticos puedan salir

Alrededor de medio centenar de agentes antidisturbios han desalojado la salida del aparcamiento del Ayuntamiento de Madrid, donde varios cientos de manifestantes han realizado una sentada para impedir que los vehículos de los nuevos ediles abandonaran la sede del consistorio.

A su salida, los vehículos oficiales han sido recibidos por los concentrados indignados con una gran pitada, las manos levantadas y profiriendo gritos de "ladrones", "que no, que no, que no nos representan" o "esta crisis no la pagamos. Fuera corruptos del Ayuntamiento".

Los manifestantes se han sentado en mitad de la calzada de la calle Sacramento, detrás del antiguo edificio del Ayuntamiento de Madrid, para bloquear la salida de los coches oficiales, una vez concluida la ceremonia oficial de constitución del Consistorio madrileño.

Una vez acabada la ceremonia, los políticos se han visto obligados a permanecer dentro de la Casa Consistorial a la espera de que la Policía desalojara la salida del aparcamiento para así poder marcharse en sus vehículos, aunque algunos han abandonado a pie el lugar y se han marchado por una callejuela cercana.

Finalmente poco después de las 13,30 horas agentes antidisturbios han logrado despejar la salida cogiendo a los manifestantes uno por uno en volandas y colocándolos sobre la acera, hasta que han podido formar un pasillo de la anchura suficiente como para salieran los coches y los políticos que viajaban dentro.

Durante la intervención se han producido forcejeos entre policía y manifestantes, si bien los primeros no han ofrecido resistencia y se han limitado a tirarse al suelo mientras los agentes los colocaban a los lados de la calle.

La Policía ha tenido que quitar un bolardo de la calle Sacramento a golpes con una maza para despejar más el paso y que los coches oficiales pudieran abandonar el aparcamiento con facilidad.

Aproximadamente hacia las dos de la tarde la calle Sacramento ha ido recuperando la normalidad y los manifestantes se han ido retirando de la zona.