La Policía de Móstoles hará controles sobre el uso de los pasos de peatones

Móstoles (Archivo)

madrid

| 11.11.2014 - Actualizado: 17:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Varios agentes adscritos a la Unidad Operativa de Tráfico de la Policía Municipal de Móstoles llevarán a cabo una nueva campaña de uso y respeto de los pasos para peatones durante esta semana, dentro del marco establecido en su Plan Anual de Trabajo.

El objetivo principal de esta campaña es "concienciar a los ciudadanos en el uso adecuado de los pasos de peatones y el respeto de los mismos por parte de los conductores y de los propios peatones, con el objetivo final de reducir del número de atropellos en la población".

Según han informado en un comunicado del Ayuntamiento, las estadísticas demuestran, año tras año, que la mayor parte de los atropellos en zona urbana tienen lugar por un exceso de velocidad del vehículo y/o por una imprudencia del peatón.

Entre estas imprudencias destacan la irrupción o el cruce de la vía antirreglamentariamente y la utilización inadecuada del paso para peatones. Así, a través de esta campaña se informará a todos los usuarios de la vía, tanto peatones como conductores, de la forma en la que unos y otros deben utilizar los pasos para peatones y las medidas a adoptar en cada caso.

Por lo que se refiere a los peatones, desde la Policía Municipal se recomienda cruzar la calzada por los lugares habilitados para ello. Además, aunque dispongan de la preferencia de paso, no deben iniciar la marcha sin asegurarse de que su presencia ha sido advertida por los conductores de los vehículos que se aproximan al lugar.

Por otro lado, el uso del teléfono móvil también puede suponer un gran peligro, debido a la distracción que puede producir, haciendo que los peatones pierdan la noción del riesgo, cruzando sin mirar o bajando a la calzada de forma imprevista.

Respecto a los conductores, se señala que, como normal general, al aproximarse a un paso de peatones deben reducir la velocidad para adaptarla a las circunstancias que concurran en cada momento, entre otras, las características de la vía, las condiciones meteorológicas o de circulación y poder detener el vehículo ante cualquier imprevisto.