La policía de Arroyomolinos salva la vida a un vecino que sufría un infarto

madrid

| 28.05.2012 - 10:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un vecino que estaba sufriendo un infarto de miocardio ha salvado su vida tras acudir a las dependencias de la Policía Municipal de Arroyomolinos, que le trasladó de manera urgente al Hospital de Móstoles, ha informado el Consistorio en un comunicado.

Todo sucedió cuando el 19 de mayo una mujer con gran nerviosismo se persona en dependencias policiales manifestando que su marido se encontraba muy mal y con un fuerte dolor en el pecho.

En ese momento la "rápida decisión" de los agentes hizo que en pocos minutos M.G.O, de 41 años, fuese trasladado al hospital de Móstoles en una patrulla policial.

Momentos después de la llegada, uno de los médicos de urgencias informó que tras una valoración inicial el paciente estaba sufriendo un infarto de miocárdio que pudo ser tratado eficazmente gracias a la actuación policial y al rápido traslado hasta el centro médico.

Por otro lado, el 26 de mayo, una patrulla de policía local fue alertada por un incendio en un parque del municipio. A su llegada, los agentes observaron como el foco del incendio se había extendido hasta el interior de la parcela de una vivienda situada cerca.

Fue entonces cuando los agentes, rápidamente, accedieron a la misma socorriendo a su propietaria de 71 años, y valiéndose de unas mangueras, controlaron la expansión de las llamas hasta la llegada del servicio de extinción de incendios, quienes terminaron sofocándolo.

Tras ello, la vecina de la vivienda afectada, muy agradecida con los agentes, manifestaba en repetidas ocasiones que su rápida intervención había salvado su casa.

Asimismo, la tarde del domingo 27 un vecino observó como es provocado un incendio por una joven, tras lanzar una colilla aun encendida. Los hechos fueron puestos rápidamente en conocimiento de las fuerzas policiales, quienes se personaron poco después en el lugar comprobando lo sucedido.

La menor de 14 años de edad, admitíó los hechos y fue el testigo quien manifestó a los agentes como la chica se jactaba de lo sucedido tras ver que prendía en llamas. Varias dotaciones de bomberos fueron los encargados de sofocar el fuego en el lugar. Este incendio es el último en sumarse a los cuatro que han tenido lugar este fin de semana.