La Policía de Alcorcón lanza un plan para erradicar puntos de venta de droga

Mediante operaciones coordinadas por el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Municipal

madrid

| 22.11.2012 - 14:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía de Alcorcón ha registrado 37 "puntos calientes" de compraventa de droga en la ciudad tras recabar información durante casi año y medio, y ha puesto en marcha un plan para erradicarlos que se ha presentado hoy.

Los 37 puntos calientes que están siendo investigados serán las zonas de actuación en los que se centrará la labor policial, mediante operaciones organizadas y coordinadas por el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Municipal.

A través de un informe elaborado por las policía Municipal y Nacional de Alcorcón, se ha dibujado un "mapa crimonógeno" en el que se focalizan estos puntos y que ha permitido a la Policía Judicial elaborar un Plan de Prevención y Lucha contra el Tráfico de Drogas.

Este operativo se ha empezado recabando información sobre zonas o puntos que, durante meses y tras llevar a cabo diversas investigaciones por la Policía, son sensibles de supuestas actividades delictivas.

La información obtenida durante casi un año y medio, según ha informado el alcalde, David Pérez, y el jefe de la Policía Municipal, Fernando Simón Araújo, ha culminado con la elaboración de este completo mapa criminógeno de la ciudad que ayudará a la Policía a luchar contra el tráfico de drogas.

El primer edil ha destacado, en la presentación de este Plan, el firme compromiso del Ayuntamiento de Alcorcón "para aplicar la Ley con toda su contundencia contra los que trafican con sustancias prohibidas" y ha asegurado que "no van a parar" hasta erradicar el problema de las calles de la ciudad.

En el marco del plan, la Policía de Proximidad, creada por el Gobierno de Pérez y con unos 180 agentes aproximadamente, verificará las presuntas actividades ilegales y en el caso de confirmarse, serán los encargados, junto a la Policía Nacional, de establecer un operativo que lleve a cabo las actuaciones pertinentes.

Más de la mitad de estos puntos sensibles son locales o bares, de los cuales el 90% son alquilados y que, en el caso de confirmar la actividad delictiva, se clausurarían durante un periodo de dos años,no cabiendo a la apertura de más negocios por parte del dueño legítimo en ese establecimiento.

Gracias a operativos como los realizados por la Policía de Alcorcón, tres bares han sido clausurados este año durante 24 meses, tres más van a ser precintados en los próximos días y otros seis se encuentran ahora en proceso judicial, lo que podría finalizar en cierre o no, ya que aún está abierto el periodo de alegaciones.