La Policía busca restos biológicos y huellas en la casa usada por el pederasta

Se levantan hasta en las tuberías en busca de cualquier pista que pueda incriminar Antonio Ortiz

El coche policial camuflado, con el pedarasta a bordo, ha sido recibido a gritos y con abucheos por parte de vecinos

Cifuentes confirma que se mantendrá el despliegue policial de momento "por si surge un imitador"

madrid

| 25.09.2014 - Actualizado: 16:14 h
REDACCIÓN

El presunto pederasta de Ciudad Lineal ha sido llevado por la Policía Nacional a la casa del barrio de Hortaleza a la que supuestamente llevaba a las niñas que secuestraba para abusar sexualmente de ellas, con el fin de asistir a su registro tras ser detenido ayer en Santander.

Un coche policial camuflado con vehículos tintados le ha trasladado desde las dependencias de la Policía Nacional hasta el inmueble, donde ha entrado a las 9.25 horas ante una gran expectación de periodistas y de una treintena de personas que le han increpado e insultado. La zona cuenta con un importante despliegue policial tanto en la entrada del garaje como en la principal del edificio.

EL PEDERASTA PREGUNTA QUÉ HACE DETENIDO

Antonio Ortiz está "extremadamente" tranquilo durante sus primeras treinta horas en dependencias policiales, en donde ha preguntado en varias ocasiones a los agentes que le custodian "qué hace allí".

En declaraciones a Antena 3, el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, ha asegurado que Ortiz, desde ayer en un calabozo de la Jefatura Superior, cenó anoche con normalidad y ha dormido. "Se trata de un detenido extraño.

Cualquier detenido como éste que tiene experiencia delictiva, se mostraría alterado y deseando salir de esa situación. Pero él está extremadamente tranquilo", ha dicho el máximo responsable de la Policía de Madrid.

Fernández ha subrayado que los agentes no han sometido al detenido a ningún interrogatorio y que en varias ocasiones ha preguntado "qué hace él allí". De hecho, ha explicado, que cuando se le leyeron sus derechos en dependencias policiales Ortiz "no se alteró nada" y estaba tranquilo.

REGISTROS

Los registros comenzaron ayer y se practican en viviendas situadas en el barrio de Hortaleza de Madrid, ubicado junto al de Ciudad Lineal, zona en la que actuó el detenido, al que se le imputan cinco abusos sexuales consumados a niñas menores y tres tentativas cometidos en poco más de un año.

Agentes de la Policía científica practicaron ayer el registro en la vivienda de Hortaleza donde el presunto pederasta vivía con su madre. Iniciaron la inspección en torno al mediodía, horas después de que la Policía arrestara en Santander a Antonio Ortiz, de 42 años. Frente al domicilio se desplegaron decenas de agentes para controlar la zona, donde también se congregaron numerosos periodistas.

La Policía tenía previsto registrar hoy otra vivienda, propiedad de la familia del detenido, que actualmente está vacía, situada a unos tres kilómetros de su residencia habitual y también en el barrio de Hortaleza, donde los investigadores creen que el pederasta habría llevado a las menores raptadas.

CIFUENTES CREE QUE "PUEDE HABER MÁS CASOS"

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha señalado que "puede haber más casos" de agresiones por parte del presunto pederasta de Ciudad Lineal y ha asegurado, a renglón seguido, que la detención se produjo cuando "el equipo de investigación, la jueza y la Fiscalía estimaron que era el momento oportuno".

Ese "momento oportuno" estuvo determinado por el hecho de asegurar que, cuando se ponga a disposición judicial, "se pueda decretar su ingreso en prisión", ha explicado Cifuentes en una entrevista en Telecinco.

Cristina Cifuentes ha confirmado este jueves que el despliegue policial desarrollado para capturar al pederasta de Ciudad Lineal "no se va a quitar de manera inmediata por si surge un imitador" aunque "a priori no es algo que se esté contemplando".

De esta forma ha tratado de tumbar aquellas voces que pretendieron "empañar el éxito policial diciendo que se había anticipado (la detención) para tapar la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón". "Desmiento eso rotundamente", ha remarcado.

La delegada ha expuesto que hay "indicios suficientes" para su ingreso en prisión, a los que habría que sumar los que se encuentren en los registros domiciliarios. "La jueza ya consideró que había indicios suficientes para la detención", ha insistido. Cifuentes ha detallado que era conocedora de que el cerco se estaba estrechando "desde hace algunas semanas" y que el desenlace era "inminente".

La delegada ha reiterado en numerosas ocasiones durante la entrevista su felicitación a los agentes de la Policía nacional por una investigación "tan larga y complicada" y que les llevó a trabajar "mañana, tarde y noche" renunciando incluso de manera voluntaria a sus vacaciones.

También ha agradecido la colaboración de la Policía municipal, que ha ayudado "bastante" en ese "esfuerzo de movilización general" para capturar al "enemigo público número uno".