Los 'indignados' de Sol vuelven al Congreso

El movimiento 15-M protesta por la actuación policial en Valencia

Un portavoz de los 'indignados' ha condenado la actuación de las fuerzas de seguridad y de la Policía

Exigen la inmediata liberación de los detenidos

La Policía mantiene acordonados los alrededores del Parlamento

Movimiento 15M frente al Congreso (afp)

madrid

| 09.06.2011 - Actualizado: 20:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los "indignados" de la Puerta del Sol de Madrid han acordado concentrarse nuevamente ante las puertas del Congreso de los Diputados en solidaridad con los compañeros de Valencia al término de la asamblea de este jueves. Así lo ha anunciado un portavoz del movimiento 15-M tras la concentración que se ha llevado a cabo para protestar por la carga policial que ha tenido lugar en las inmediaciones de las Cortes valencianas y que ha concluido con 18 heridos y 5 detenidos.

En el epicentro de la protesta, un portavoz del movimiento 15-M ha condenado la actuación de las fuerzas de seguridad y la violencia utilizada por la policía, durante la lectura de un manifiesto. Asimismo, ha exigido, en nombre de este colectivo, la inmediata liberación de los detenidos, así como el sobreseimiento de los cargos de los que se les acusa.

En este sentido, ha apelado al libre derecho de manifestación reconocido en la Constitución y ha advertido de que, en caso de que se mantengan los cargos contra los detenidos, llevarán a cabo acciones ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En la asamblea de esta noche, los indignados que quieran quedarse, más allá de lo acordado, presentarán sus propuestas ante el colectivo para ver si cuentan con el apoyo del movimiento o permanecen en Sol a título personal.

Entre tanto, la Policía mantiene acordonados los alrededores del Congreso con un fuerte dispositivo integrado por una veintena de furgones de las Unidades de Intervención Policial (UIP) apostados en los accesos al Palacio de la Cortes y sus edificios anexos.

Varias decenas de agentes antidisturbios montan guardia en la zona, incluso frente a la escalinata principal del Congreso, ante el cual el tráfico ha circulado con normalidad durante toda la tarde.

En la confluencia entre las calles de Cedaceros y Carrera de San Jerónimo, donde ayer permanecieron concentrados durante casi seis horas varios centenares de manifestantes, la Policía ha colocado una barrera de vallas metálicas, pero se permite el paso de vehículos y viandantes.