La población inmigrante en la región cae un 0,7% en 2012, pero los chinos suben un 4% | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La población inmigrante en la región cae un 0,7% en 2012, pero los chinos suben un 4%

La población extranjera empadronada en la Comunidad se mantiene en un 15%

Los chinos ya son la tercera nacionalidad extranjera

Los rumanos son la nacionalidad más numerosa en nuestra región región

Parla agrupa el mayor número de inmigrantes

madrid

| 13.03.2013 - 15:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La población inmigrante en la Comunidad de Madrid descendió un 0,7 por ciento en 2012, por lo que la mayoría de las nacionalidades descendieron en el padrón, salvo la china, que aumentó casi un 5 por ciento y ya se sitúa en la tercera nacionalidad extranjera más importante de la región.

De esta forma, la Comunidad cuenta a 1 de enero de 2013 con 1.000.108 extranjeros empadronados, que representan el 15,26 por ciento de la población total de la región, frente al 15,98 por ciento registrado en enero de 2012. El total de empadronados en el territorio madrileño a 1 de enero de este año es de 6.555.065 personas. A pesar del descenso, en el territorio madrileño viven tres puntos más de extranjeros que en todo el país.

Así lo ha señalado este miércoles el consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, en la presentación del Informe de Población Extranjera Empadronada en la región a 1 de enero de 2013, realizado por el Observatorio de Inmigración-Centro de Estudios y Datos de la Consejería que se basa en la información de los 179 municipios de Madrid.

Aunque la población extranjera empadronada se mantiene en el 15 por ciento, en el último año se observa una disminución de 47.066 personas, ligeramente menos que el año anterior, cuando se registró una reducción de 56.296 inmigrantes empadronados. El techo de extranjeros en la región se alcanzó en enero de 2010, con 1,119 millones. Desde entonces ha descendido consecuencia de la crisis económica y también de otros factores.

Entre ellos destacan las nacionalizaciones. En los últimos 12 años, más de 800.000 personas han obtenido la nacionalidad española en el conjunto del país. De ellas, casi 250.000 han recibido la nacionalidad en la Comunidad, un tercio de ellos ecuatorianos. El año pasado se nacionalizaron en nuestra región 33.387 nuevos españoles (115.662 en toda España) que dejan de computar en la estadística de población extranjera empadronada. En 2011 hubo 30.7321 nacionalizaciones en la región y 114.595 en toda España.

El responsable regional de Asuntos Sociales ha indicado que las nacionalizaciones pueden ser una razón del descenso, junto al hecho de que algunos inmigrantes han retornado a sus países de origen o su viaje a otros países de residencia, ante la situación económica y de empleo en el país. De hecho, según ha indicado, se están dando casos de inmigrantes que están recibiendo dinero de familiares residentes en sus países de origen para subsistir, cuando antes eran ellos les mandaban remesas desde España.

El consejero también ha destacado que uno de cada cuatro inmigrantes llegan a Madrid procedentes de otras regiones españolas porque la región es "una región atractiva para la inmigración". "Los países que se han hecho grandes son los que han acogido y han integrado la inmigración", ha dicho Pablo Gómez-Tavira, director general de Inmigración de la Comunidad, quien ha subrayado que a pesar de la crisis no existen graves problemas de integración.

LOS MARROQUIES SUBEN AL SEGUNDO PUESTO

El Informe actual también arroja como nuevo dato el ascenso de la comunidad marroquí de la tercera a la segunda posición, con 87.077 personas (El 8,71 por ciento del total de extranjeros, pero 1.793 marroquíes menos que en el mismo período del año anterior). La rumana continúa siendo la nacionalidad mayoritaria con 220.641 personas (El 22 por ciento del total, pero 519 menos que en el año pasado) y la ecuatoriana muestra un importante cambio pasando de 99.306 en enero de 2012 a 79.322 personas en enero de 2013, 19.984 inmigrantes de origen ecuatoriano menos. Ya sólo supone el 8 por ciento de toda la población extranjeras.

En este mismo orden, sigue la nacionalidad colombiana con 54.757 inmigrantes (El 5,48 por ciento del total, pero un 12 por ciento menos que el año pasado). A continuación, la china y la peruana se intercalan. Es así como la población china pasa a ocupar la quinta nacionalidad con mayor presencia, con 48.998 personas (el 4,9 por ciento de todo el colectivo) y la peruana la sexta, con 39.646 personas pero 6.929 menos que el año pasado.

Al respecto, Fermosel ha destacado que es la primera vez desde 2007, que la nacionalidad china está entre las cinco nacionalidades mayoritarias. Le siguen la comunidad los peruanos, la población de origen boliviano con 39.643 inmigrantes (un 10% menos que el año pasado), la dominicana con 33.674 (870 personas menos que en 2012), la búlgara con 30.872 (0,70 por ciento menos) y la paraguaya con 29.104 (2.310 nacionales menos que en 2012). Los polacos pasan de 25.682 a 24.595 personas; los brasileños de 19.729 a 17.599

En lo referente a las nacionalidades que más han crecido, la china es la que presenta un mayor aumento con 1.841 personas. Asimismo, la italiana presenta un crecimiento en número de 436 nuevos inmigrantes (27.044 personas en total). Otras nacionalidades como la portuguesa (61 personas más) y la ucraniana (56 personas) presentan un ligero crecimiento. Los filipinos ya son 13.000 en la región, un 2 por ciento más que en 20142. Los británicos son ya 10.602; los estadounidenses suben un 10 por ciento y se sitúan en 9.396; los mexicanos un 5 por ciento, hasta las 8.206 personas; y los hondureños alcanzan los 9.396 nacionales, un 10 por ciento más que en enero de 2012.

Del informe también se concluye que las comunidades que presentan una mayor disminución son la ecuatoriana, con 19.984 extranjeros empadronados menos, seguida de la colombiana, peruana, boliviana, paraguaya y brasileña. En esta línea el responsable de la Consejería señaló que las principales nacionalidades procedentes de Latinoamérica han disminuido su presencia en la Comunidad en más de un 10 por ciento cada una de ellas durante el último año.

LOS INMIGRANTES, EN EDAD ACTIVA PERO MUCHOS PARADOS

En lo relacionado a la distribución por sexo, el 51,01 por ciento del millón de extranjeros en la región son mujeres y el 48,99 por ciento son hombres. Se caracterizan por ser una población joven con una media de edad de 32,7 años. El 92 por ciento de los inmigrantes tiene menos de 55 años.

El 83 por ciento es población activa (frente al 64 por ciento de españoles), es decir que están en la franja comprendida entre 16 y 64 años. Sin embargo, el 33 por ciento está en paro frente al 36 por ciento de los inmigrantes a nivel nacional. Además, apenas hay mayores extranjeros de 60 años viviendo en la región, mientras que los menores de 16 años son un 15 por ciento del total de extranjeros.

En lo referente al origen de los extranjeros, por primera vez desde 2005, los inmigrantes europeos superan a los provenientes de América. El 40,42 por ciento son europeos y el 38,76 por ciento procede del continente americano, siendo el 30,80 por ciento de América del Sur, el 6,12 de Centroamérica y el Caribe y el 1,83 por ciento de Norteamérica. Un 12,48 por ciento proviene de Africa y el 8,24 por ciento restante de Asia.

El informe también indica que los municipios con mayor población de derecho que a enero de 2013 cuentan con mayor porcentaje de población extranjera son Parla, con el 26,23 por ciento de su población de origen extranjero; y Coslada, con el 23,92 por ciento. Algunos de los municipios que muestran un descenso son Leganés (-10%), Madrid (-7,5%) y Fuenlabrada (-5,4%).

En lo referente a la distribución de la población en la región, si en enero de 2012 el 48,03 por ciento de los inmigrantes había elegido Madrid capital para vivir, en enero de 2013, es el 46,77 por ciento de la comunidad extranjera la que se concentra en la capital (-1,26%). El 39,39 por ciento de la población inmigrante empadronada se ha decantado por vivir en las localidades de las coronas metropolitanas (un 0,89% más que en enero de 2012) y el 13,83 por ciento está ubicado en los municipios no metropolitanos (un 0,36% más).