La planta de Coca-Cola en Fuenlabrada reabre con normalidad

Sin embargo, 135 afectados por el ERE deberán esperar a que la Audiencia resuelva los recursos presentados

madrid

| 07.09.2015 - 08:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los 47 trabajadores del turno de mañana de la planta de Coca-Cola Iberian Partners en Fuenlabrada han entrado a las siete de la mañana con total normalidad y han dedicado sus primeras horas de trabajo a la recogida de su ropa de trabajo y a escuchar charlas sobre seguridad y prevención.

Así lo ha afirmado el portavoz de CCOO en dicha planta, Juan Carlos Asenjo, que ha confirmado que la vuelta al trabajo de parte de la plantilla del centro ha estado arropada por políticos como el coordinador general de IU, Cayo Lara, y el alcalde y una de las concejalas de Fuenlabrada, Manuel Robles y Teresa Fernández.

En el turno de tarde, a partir de las 15.00 horas, entrarán otros 38 empleados, con lo que en total retoman su trabajo 85 de los afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la compañía en 2014 y que luego la Audiencia Nacional declaró nulo.

Desde Coca-Cola Iberian Partners han confirmado la normalidad en esta primera jornada de trabajo en Fuenlabrada, cuyas instalaciones ha rebautizado como Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL).

Asenjo, pese a que "hoy por hoy ningún puesto de trabajo existe, sólo en un papel", ha admitido que los trabajadores y sus representantes están "contentos" ya que su reapertura "es un punto de inflexión" en un proceso que en un principio pasaba por la desmantelación de la actividad.

Fuentes de Coca-Cola Partners han defendido la necesidad de iniciar una "etapa de estabilidad y crecimiento que garantice la competitividad, la rentabilidad y el empleo" y han insistido en que el nivel de ocupación de las plantas de producción de la firma ha pasado del 50 al 70%, lo que la hace más eficiente".

El líder de CCOO en Coca-Cola Fuenlabrada no entiende que el COIL que ha presentado la empresa no se haya traducido en el acondicionamiento para almacén y logística de la fábrica, que cuenta aún aunque paralizadas con 11 líneas de producción para refrescos y zumos.

135 AFECTADOS A LA ESPERA DEL PRONUNCIAMIENTO DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Coca-Cola Iberian Partners reabre la planta de Fuenlabrada, que lleva cerrada más de un año, como centro logístico. En concreto, la compañía, que ha realizado en la planta fuenlabreña mejoras y medidas de acondicionamiento, ha comunicado a 85 trabajadores su reincorporación.

Sin embargo, los 135 restantes afectados por el ERE, que hacían labores de producción en el embotellador y que pasarán a ocupar distintas funciones en el nuevo centro logístico, deberán esperar a que la Audiencia Nacional resuelva los recursos presentados, algo que se estima que sea en las primeras semanas de septiembre.

Coca-Cola Iberian Partners, en cumplimiento con la sentencia de la Audiencia Nacional, incorporó el pasado 3 de agosto a los trabajadores de Fuenlabrada a cursos de formación relacionados con la actividad que se desarrollará en el Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL), que concluye este viernes, por lo que los trabajadores afectados contarán con días libres hasta el 7 de septiembre.

El embotellador único de Coca-Cola en España dio por cerrado hace unas semanas el ERE, que fue anulado por la Audiencia Nacional, tras haber alcanzado un acuerdo con un total de 423 empleados.

En concreto, el acuerdo afecta a 303 personas afectadas por el expediente con las que se han alcanzado "ventajosos acuerdos" de no incorporación, mientras que también se ha logrado un acuerdo con 120 personas de manera individual, según ha informado el embotellador único a sus trabajadores en una carta a la que ha tenido acceso Europa Press.

CRITICAS SINDICALES

Tras conocer la noticia, los sindicatos CC.OO. Madrid y UGT Madrid criticaron que la embotelladora reabriera la planta de Fuenlabrada al considerar que siguen sin cumplir la sentencia ratificada por el Tribunal Supremo que declaraba nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

El portavoz de CC.OO. en la planta, Juan Carlos Asenjo, insistió en que la readmisión que propone la empresa es una "readmisión irregular" que no se ajusta a la sentencia "ni en tiempo ni en forma", ya que no se ha readmitido a los trabajadores en tres días ni tampoco en los puestos de trabajo que tenían anteriormente.

En este sentido, apuntó que más de un centenar de trabajadores están a expensas de la vista oral en la Audiencia Nacional, prevista para el 10 de septiembre, donde se tendrá que resolver si la readmisión propuesta por la embotelladora es "regular o irregular".

Así, auguró que los 85 trabajadores ya readmitidos por la compañía son "casi en su totalidad trabajadores de logística, de mantenimiento", mientras que la empresa está "retrasando la actividad industrial y la producción de las líneas" con la "intencionalidad clara" de esperar a la decisión de la Audiencia Nacional.

En este punto, afirmó que diariamente acuden "tres o cuatro trabajadores externos de mantenimiento" a la planta fuenlabreña, cuando, para poder poner en marcha la instalación con sus anteriores funciones productivas, "tendrían que entrar 30 ó 40 trabajadores".

Asenjo también criticó las jornadas formativas que los empleados están recibiendo por parte de la empresa, que "estarían bien para recibirlas en una situación ordinaria" pero no en una situación que "no es óptima" al no ajustarse al auto de la Audiencia Nacional.

En la misma línea se pronució el portavoz de UGT Madrid, José María González, quien, en declaraciones a Europa Press, afirmó que seguirán "luchando para que la planta se abra como centro productivo" y no como centro logístico. González apuntó que el conflicto está "cada día más liado" y que "tampoco la empresa sabe a ciencia cierta lo que quiere o no quiere".