La parada militar del 12 de Octubre estrena recorrido

Irá desde Atocha a la Plaza de Colón, pero mantendrá la austeridad del año pasado

madrid

| 09.10.2011 - 12:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La parada militar del 12 de Octubre estrena recorrido, desde Atocha a la Plaza de Colón, pero mantendrá la austeridad que caracterizó a la de 2010. Frente a los más de 4.000 militares y 200 vehículos que solían participar en el desfile en años anteriores, en 2010 se optó por reducir su número (tanto el de efectivos como de vehículos y aeronaves) y en este 2011 se seguirá en esa tónica.

El Paseo del Prado y Recoletos ya están listos también para el desfile de las Fuerzas Armadas del 12 de Octubre, el próximo miércoles. Casi dos kilómetros de recorrido, en los que se trabajaba a primera hora de este domingo. Un recorrido más largo que en otras ediciones para que, según el Ministerio de Defensa, pueda asistir más público. Defensa intenta también evitar las pitadas de otros años. Durante toda la semana también han surcado el cielo de Madrid las aeronaves que se exhibirán durante el desfile. Algunos de los militares ya han llegado a Madrid para participar en el Festival de Música Militar.

Según los datos aportados por el Ministerio de Defensa, en la parada de este miércoles participarán más de 3.000 efectivos, 147 vehículos y hasta 55 medios aéreos. Así se conseguirá organizar un desfile un 20 por ciento más barato que el de 2008, según el departamento que dirige Carme Chacón, dispuesta a facilitar la cifra concreta de gasto posteriormente al desfile.

Los actos arrancarán a las 10.30 horas, con la llegada de los Reyes a la plaza de Neptuno, donde este año se situará la tribuna de autoridades (en 2010 se colocó frente al Estadio Bernabéu porque el desfile discurrió por el paseo de la Castellana).

Sobre la plaza de Neptuno saltará, si el tiempo lo permite, un equipo de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire que portará la bandera de España, lo que dará pie al tradicional izado y homenaje a la enseña nacional y a los que han dado su vida por España.

Este será precisamente uno de los momentos más solemnes del acto, por lo que este año, como novedad, se instalarán más pantallas desde las que se pedirá al público asistente que mantenga el debido respeto.

El año pasado los abucheos y peticiones de "dimisión" para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habituales en cada 12 de Octubre, se produjeron precisamente en el homenaje a los que dieron su vida por España.

Tras el tradicional homenaje a la bandera y a los que han dado su vida por España, comenzará la parada militar propiamente dicha. Normalmente el Rey, como el resto de autoridades en la tribuna, presencia todo el desfile de pie, pero este año la tribuna contará con sillas para que el monarca pueda sentarse.

Se da por hecho, no obstante, que el Rey y aquellos que le acompañen estarán de pie en los momentos más solemnes del acto. Don Juan Carlos aún se recupera de la operación a la que se sometió el pasado cinco de septiembre para que le repararan el tendón de Aquiles de su pie izquierdo. Lleva una férula en ese pie y se sigue ayudando en ocasiones de una muleta para caminar.

Tras el desfile, la Familia Real ofrecerá la tradicional recepción a una representación de todos los estamentos de la sociedad. La convalecencia del Rey obligará también aquí a introducir una pequeña modificación en el acto. BESAMANOS REDUCIDO EN EL PALACIO REAL

Si en años anteriores el millar de invitados a la recepción saludaba uno por uno a los miembros de la Familia Real en el Salón del Trono, en esta ocasión la línea de saludos se traslada a la Saleta Gasparini, más pequeña, y estará previsiblemente limitada a los representantes de los poderes del Estado.

Tras este reducido besamanos, el Rey, como el resto de miembros de su familia, estará presente en el vino español, donde tendrá oportunidad de charlar de manera informal con los invitados.

Al margen del desfile y de la recepción en el Palacio Real, el Gobierno ha decidido imprimir este año un carácter más civil a los festejos por la Fiesta Nacional.

De ahí que haya buscado una ubicación más céntrica para el desfile y organizado toda una serie de actividades lúdicas para el ciudadano, que incluyen la entrada gratuita a numerosos museos y monumentos de la capital y también algunos en el resto de España.

El día 9 se celebrará una parada militar y desfile en el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada" en Valdemoro, en el que participarán efectivos de las diferentes unidades con las que cuenta la Institución