La oposición municipal critica que su Pleno extraordinario se celebre tras el ordinario

madrid

| 29.01.2013 - 14:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los grupos de la oposición municipal, PSOE, IU y UPyD, han criticado hoy que el PP haya colocado el Pleno extraordinario que exigieron sobre los cambios en el Gobierno de Ana Botella a continuación del Pleno ordinario de enero, lo que hará que comience a una hora con creen con menor repercusión informativa.

El portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha dicho en rueda de prensa que esta actitud del PP le parece "ya a veces hasta infantil" y demuestra una vez más los "tics autoritarios" que vienen denunciando en la actitud del grupo mayoritario.

Aunque ha reconocido que el PP "tiene derecho a hacerlo" porque cuenta con esa mayoría, no ha dudado en denunciar que tras esa actuación se esconde un deseo de "amordazar" y "callar" a la oposición porque "se hará en una hora en la que parte de la prensa no estará".

Esto le parece a Lissavetzky "de poco estilo" y cree que "sería mucho más razonable" haber convocado el pleno cualquier otro día de la semana.

Sobre el fondo de la cuestión, el portavoz del PSOE ha insistido en que "todo el mundo sabe" que la última remodelación del Gobierno de Ana Botella "viene derivada del Madrid Arena", por lo que ha pedido al ejecutivo local que "no vendan la moto" de que es por ganar en austeridad y eficiencia.

Por su parte, el portavoz de IU, Ángel Pérez, ha declarado que ese Pleno extraordinario debe ser "un penoso tramite para el Gobierno" municipal cuando lo coloca tras la sesión ordinaria para conseguir un "pleno por agotamiento".

Para IU, según ha dicho su portavoz en otra rueda de prensa, éste segundo pleno del día tiene un carácter "eminentemente político".

"El problema no es cómo se organiza el Gobierno sino para qué, para una política dominada por el dogma liberal de que cuando caen los ingresos en vez de aumentarlos hay que recortar los gastos y entonces caen más los ingresos".

Ángel Pérez cree que en Madrid "se junta la crisis económica con la política, con un descrédito de la política en general, motivado porque la política molesta porque es el último recurso para controlar al poder financiero".

Cree que en Madrid están confluyendo las consecuencias de las crisis económica, política y social y que eso puedan dar lugar a la "tormenta perfecta".

La pregunta mañana, considera Pérez, es qué proyecto tiene la alcaldesa de Madrid, porque con el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón el proyecto era nítido: conseguir una foto"; pero en contra del proyecto de Ana Botella no puede estar "porque hasta el momento es inédito".

"De momento estamos muy contrariados por su gobierno precisamente porque no tiene proyecto", ha dicho.

En otra rueda de prensa, el portavoz de UPyD, David Ortega, se ha preguntado si habrá periodistas en ese segundo Pleno de mañana y ha señalado que "no parece una postura muy seria por parte del Gobierno a la hora de darle la importancia que tiene".

Ortega ha manifestado que no recuerda "en la historia de Madrid" que en menos de dos años haya habido cuatro equipos de gobierno, sobre todo con un partido con mayoría absoluta, y ha afirmado que la explicación está en dos palabras: "ambición y negligencia".

Respecto a los cambios concretos en las distintas áreas, Ortega ha opinado que el Ayuntamiento de Madrid "está haciendo arte del sofismo", que consiste en defender una cosa y la contraria "sin problemas". EFE