La oposición exige pruebas de que la gestión privada de la sanidad es más barata

El PP dice que con las reformas estructurales se garantiza el futuro del sistema público sanitario

madrid

| 20.11.2012 - 15:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La oposición ha coincidido en que la unidad demostrada por todos los sectores profesionales sanitarios y los ciudadanos contra las privatizaciones anunciadas por el Gobierno deberían hacer rectificar al PP, y le han exigido que pruebe con informes que realmente la gestión privada es más barata y eficiente.

Así lo han señalado los portavoces de PSOE, IU y UPyD en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Asamblea, en la que el PP ha insistido en que la izquierda ofrece información "manipulada" sobre las medidas sanitarias para "amedrentar" a los ciudadanos, y que no se trata de una cuestión social, sino laboral, ya que los profesionales quieren mantener "la comodidad" del empleo público.

Tomás Gómez, portavoz del PSOE, ha acusado al Gobierno del PP de haber iniciado "toda una cruzada para desmontar y acabar con el sistema sanitario público", pero ante las movilizaciones en la calle "solo le quedan dos opciones: o rectifica, o le rectifica la gente"."No le queda más camino que dar marcha atrás", ha dicho Gómez, tanto sobre las privatizaciones como por la transformación de La Princesa en un hospital especializado en patologías de la tercera edad.

Y ha lanzado un mensaje para las empresas que "estén pensando hacer negocio con la salud de los madrileños", y es que cuando el PSOE gobierne revertirá todas las privatizaciones que haga ahora el Ejecutivo del PP.

IU, a través de su portavoz, Gregorio Gordo, ha destacado no se trata de un problema laboral de los profesionales sanitarios, sino que es un problema "social", y ha coincidido con Gómez en que lo que se pretende es "abrir una ventana de negocio para empresas privadas".Gordo ha dicho que no hay "ningún dato" que justifique que la gestión privada es más barata que la pública, "pero sí hay datos que dicen que la gestión privada ha encarecido servicios en sanidad y educación, y también en infraestructuras, como la construcción de la M-45, que hubiese costado cuatro veces menos si lo hubiera hecho la administración".

Los profesionales sanitarios, ha dicho Gordo, saben que el deterioro de la sanidad "afecta fundamentalmente a los ciudadanos", y ha dicho al Gobierno que la gente no se manifiesta porque le tengan "manía", sino porque está convencida de que las privatizaciones "atentan contra los derechos sociales".De hecho, Gordo se ha mostrado convencido de que puede haber marcha atrás en medidas como la transformación de La Princesa gracias a la presión de las movilizaciones, que "sirven para algo".

UPyD también ha coincidido en que "no hay ningún estudio que fundamente" que la gestión privada es más barata y eficiente, y su portavoz, Luis de Velasco, ha opinado que cuando el Gobierno argumenta que cuesta menos la gestión privada "está comparando peras con manzanas".Tras afirmar que es "obvio" que se notarán los recortes en la asistencia, ha destacado que es la primera vez que todos los sectores profesionales sanitarios se unen para defender sus derechos, y eso "quiere decir que algo pasa".

"El mantra de la eficiencia, de hacer más con menos, lo quiero ver en la práctica", ha dicho.De Velasco también ha señalado que cuando el Gobierno habla de externalizaciones y utiliza "otros eufemismos", en realidad "está tratando de ocultar una realidad", porque a las cosas "se les debe llamar por su nombre", y lo que se está produciendo es una privatización, a su juicio.

Íñigo Henríquez de Luna, portavoz del PP, ha negado que se estén recortando servicios esenciales y ha opinado que la oposición "no entiende las cosas". "Estamos haciendo reformas estructurales para intentar no afectar a los servicios esenciales; que nos diga la oposición qué prestaciones asistenciales se están recortando", ha retado.

Y también ha remarcado que quienes se están manifestando no defienden los servicios sociales, sino "la comodidad del empleo público", y están manipulados por la izquierda, que hace que a los ciudadanos "les llegue una información que no tiene que ver con la realidad".

Henríquez de Luna se ha remitido a los datos de la Consejería de Sanidad, que asegura que la gestión pública de la sanidad cuesta 600 euros per cápita y la privada 441, y ha dicho que hay que tomar estas medidas difíciles para cuadrar las cuentas, porque si España no cumple "estamos muertos" y seguirá "el camino de Grecia".