La nueva Unidad Coronaria del Hospital Ramón y Cajal, la más grande de la región

Dotado con las últimas tecnologías tiene el primer ecógrafo sin cables de España

González dice que se hace una revisión al año y que su corazón está "bastante mejor de lo que algunos piensan"

madrid

| 17.09.2014 - 13:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha visitado junto con el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, las nuevas instalaciones de la Unidad Coronaria del Hospital Universitario Ramón y Cajal, que han sido renovadas, donde ha explicado que se hace una revisión al año y que su corazón está "bastante mejor de lo que algunos piensan".

Estas instalaciones incorporan nueva tecnología médica y primando la funcionalidad y comodidad de profesionales, pacientes y familiares. Tras recorrer la unidad y charlar con varios pacientes, el jefe del Ejecutivo regional ha explicado que esta reforma ha contado con una inversión de más de 1,3 millones.

También ha destacado que la unidad ha conseguido que el 60 por ciento de las altas tras un infarto corresponden a personas que se van directas a su domicilio sin que el paciente precise de hospitalización en planta, a lo que se suma una tasa de reingresos a un mes del 0,3 por ciento y una estancia media por paciente de 3,5 días.

Preguntado sobre si se realiza chequeos médicos en lo que respecta a cuestiones coronarias, González ha señalado que anualmente se hace una revisión, en la que se incluye un control del corazón. "Y estoy bastante mejor de lo que algunos se piensan", ha bromeado González.

ESFUERZO INVERSOR

Tras ello, ha resaltado que la Comunidad sigue mejorando la calidad de la asistencia sanitaria, lo que permite que Madrid ofrezca la mejor sanidad de España, "gracias al esfuerzo inversor realizado por el Gobierno de la Comunidad y a la dedicación y alta especialización de sus profesionales sanitarios".

El presidente regional ha aprovechado para destacar "la calidad de la atención cardiológica del Hospital Universitario Ramón y Cajal y del conjunto da la sanidad pública madrileña".

El modelo de asistencia a los pacientes que ingresan en esta Unidad con patologías agudas de corazón, como el infarto de miocardio, es novedoso en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ya que sus profesionales atienden de forma integral a los enfermos a lo largo de todo el proceso, desde su entrada hasta su alta y posterior seguimiento ambulatorio y rehabilitación cardiaca.

Dispone de quince camas, siendo la Unidad más grande de este tipo de la región. Consta de una zona de agudos para los pacientes más críticos, que dispone de seis boxes con siete camas y una zona de cuidados intermedios para los enfermos con infarto no complicado, que dispone de siete habitaciones y ocho camas. También hay una sala de Radiodiagnóstico para la implantación de marcapasos o procedimientos invasivos que requieran fluoroscopia.

VISITAS DE FAMILIARES LAS 24 HORAS DEL DIA

La nueva Unidad está integrada por un equipo de profesionales médicos y de Enfermería altamente cualificados y especializados. También colaboran otros servicios del Hospital debido al abordaje multidisciplinar que precisan este tipo de pacientes, como Nutrición, Neurología, Infecciosas y Nefrología.

En 2013 este equipo atendió a 773 pacientes, de los cuales, el 55 por ciento ingresaron por infarto de miocardio. Los responsables de la Unidad han puesto en marcha además un plan de puertas abiertas para que los familiares puedan visitar a los pacientes durante las 24 horas.

El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal es el único centro en España y uno de los cinco de Europa que dispone de una cartera de servicios con los últimos equipos y sistemas de diagnóstico por imagen.

La Unidad Coronaria cuenta, así, con un ecógrafo sin cables único en España y un sistema digital conectado al área de hemodinámica y ecocardiografías, situadas en otras zonas del hospital, a través de la cual los cardiólogos pueden ver en tiempo real las intervenciones o procedimientos que se están realizando en estas zonas.