La mujer tiroteada en Vallecas recibió cinco disparos por la espalda

El hombre tenía una orden de alejamiento desde diciembre por una denuncia de malos tratos

madrid

| 16.02.2013 - Actualizado: 21:03 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La mujer de 36 años que esta tarde fue tiroteada supuestamente por su pareja en una calle del distrito madrileño de Puente de Vallecas tenía cinco orificios en la espalda y uno en la cara anterior del tórax.

Así lo ha explicado el directivo de guardia del Samur, Carlos Barra, que ha subrayado que dos de las seis heridas por arma de fuego son "muy graves", en concreto una en la espalda y otra, "la más severa", en la zona torácica.

El suceso ha ocurrido poco antes de las 14.30 horas en la confluencia de las calles Cocherón de la Villa y Cangrejo, en Vallecas, donde supuestamente su pareja, un hombre de 38 años, le ha efectuado varios disparos y ha huido en un coche.

Cuando los médicos del Samur han llegado al lugar, la víctima se encontraba tirada en la calzada y presentaba un nivel de conciencia "bastante bajo", pérdida "importante" de sangre y una lesión torácica "muy severa", ha detallado Barra.

Tras ser estabilizada e intubada, ha sido trasladada con preaviso hospitalario al Gregorio Marañón, donde ha sido conducida directamente al quirófano para ser operada.

A última hora de hoy, fuentes sanitarias han informado a Efe de que la mujer se encuentra "pendiente de evolución", sin dar más detalles de su estado que, tras el suceso, fue calificado de "crítico".

Un vecino de la zona, César González, ha explicado que "momentos después" de los disparos escuchó a la mujer pedir ayuda -"socorro, socorro"- y avisó al 112.

Además de César, varios viandantes atendieron a la víctima, de origen magrebí, que había caído entre dos coches.

La Policía ha recogido varios casquillos en el lugar del suceso y busca a su pareja como el presunto autor de los disparos.

El hombre, de nacionalidad española, tiene una orden de alejamiento por malos tratos desde el pasado 12 de diciembre que amplió dos días después por amenazas.