Fallece el bebé que sobrevivió a la muerte de su madre de un disparo

madrid

| 03.10.2011 - 13:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El bebé que fue salvado tras serle practicada una cesárea de urgencia después de que un hombre asesinara de un tiro en la cabeza a su madre en una iglesia de Madrid, ha fallecido este lunes en el hospital La Paz. Según ha informado este centro hospitalario, el bebé ha fallecido a las 15.40 horas.

Los sanitarios de los servicios de Emergencias del Ayuntamiento y de la Comunidad que acudieron al lugar, en el número 7 de la calle del Jazmín (distrito de Ciudad Lineal), no pudieron hacer nada por la vida de la mujer embarazada, pero sí pudieron salvar la vida del bebé, cuyo nacimiento estaba previsto para dos días más tarde, tras practicarle a la mujer una cesárea de urgencia. El pequeño nació en parada cardiorrespiratoria, de la que pudo ser recuperado por los sanitarios. Permanecía ingresado en el hospital La Paz pero la familia del bebé había pedido al hospital que no facilitara el parte médico.

La mujer que sobrevivió al tiroteo de la Iglesia de Santa María del Pinar, en Ciudad Lineal ya está en su domicilio intentado curar de las heridas físicas sufridas y de las secuelas psicológicas del trágico suceso. El bebé que nació tras morir su madre en el mismo suceso continúa en observación en el hospital del la Paz.

La mujer de 52 años que resultó herida en el tiroteo del pasado jueves en la parroquia madrileña de Santa María del Pinar, recibió ayer tarde el alta del Hospital de La Paz.

La víctima, M.L.F.C., había abandonado el sábado la Unidad de Reanimación Cardiotorácica, en la que permanecía ingresada desde el jueves, y fue trasladada a planta al evolucionar favorablemente de las cuatro heridas no penetrantes por arma de fuego y la contusión pulmonar derecha que sufrió en el transcurso del tiroteo.

En ese mismo tiroteo fallecieron otra mujer, Rocío P.O., de 36 años, que se encontraba en avanzado estado de gestación, y el autor de los disparos, Iván Berral, de 34, que se suicidó.

NO PUEDEN OLVIDAR LO SUCEDIDO

Mientras, en el lugar de los hechos, la iglesia Santa María del Pinar, en Ciudad Lineal, en el altar, ramos de flores recuerdan aún lo ocurrido hace cuatro días. Uno de ellos alude directamente a Rocío, la mujer fallecida, como una gran madre. Eso y algunas marcas del trabajo policial del jueves es lo poco que diferencia a esta iglesia de cualquier otra.

La parroquia intenta recuperar a toda prisa la normalidad, con sus tres misas diarias y actividades como la catequesis que comienza este martes.

Algo parecido a lo que ocurre con los vecinos, incluso los que como Jesús vivieron muy de cerca lo ocurrido. "Venimos a misa con normalidad, esperanzado que esto ya se pase y se olvide".

Otros iban a ir a esa misa de las ocho del jueves, pero no llegaron a tiempo. Es el caso de un mujer que asegura "que la entretuvieron y no llegó a tiempo. Tuve un angelito detrás que me dijo que no entrará".

Algunos sostienen que "son cosas que ocurren" pero que no van a cambiar sus costumbres. "Dios quiera que no vuelva a ocurrir".

Mientras tanto, las imágenes del interior de la vivienda de Iván, el autor de los disparos incluido el que acabó con su vida, siguen dando que hablar.

El poster de la película "Kill Bill", que comienza con el intento de asesinato de una embarazada en una capilla, era uno de los pocos adornos de la casa. Si esto influyó en lo que hizo, sólo el asesino podía saberlo...