A la mitad del recuento de entradas casi se supera el aforo del Madrid Arena

El recuento de las entradas del Madrid Arena podría no quedar cerrado este viernes

madrid

| 23.11.2012 - 15:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El recuento de cuatro de las ocho urnas en las que se guardaron las entradas de la fiesta del Madrid Arena ha revelado que se vendieron más de las que aseguró su promotor y que probablemente se sobrepasó el aforo del pabellón, lo que apunta a que en el recinto podría haber más de 18.000 personas.

Así lo han explicado hoy dos de los abogados de la causa al terminar el recuento de la mitad de las cajas que contienen las entradas, que se ha llevado a cabo hoy en la Jefatura Superior de la Policía de Madrid durante una diligencia supervisada por el juez que instruye el caso, la fiscal y las partes personadas.

A lo largo de la mañana se han contabilizado 9.257 tickets de 14 tipos diferentes: 2.485 en una caja, 2.124 en otra, 2.888 en la tercera y 1.760 en la cuarta, según ha precisado Abdon Núñez, abogado de la familia de unas fallecidas, Belén Langdon.

Esta cifra hace suponer que se superarán los 18.500 tickets, según la estimación del letrado, aunque el número exacto no se conocerá hasta que se revise la otra mitad de las cajas.

El gerente de la empresa organizadora de la fiesta en la que murieron cuatro jóvenes y otra resultó herida grave aseguró ante el juez que vendió 9.650 entradas, aunque reconoció que podría haber "alguna duplicidad" en la venta y que unos 3.000 o 4.000 jóvenes entraron de golpe sobre las tres de la mañana al pabellón, cuyo aforo máximo es de 12.000 personas.

Abdon Núñez ha considerado un "verdadero escándalo" que con la mitad de las cajas contabilizadas ya casi se haya superado el aforo previsto.

Ha precisado que a las entradas de las cajas habrá que sumar las aproximadamente 3.000 personas que supuestamente entraron al recinto procedentes del botellón que había en el aparcamiento y las que accedieron con pulseras, con lo que en el Madrid Arena se habrían congregado unas 20.000 personas.

El letrado ha expresado su "indignación", por el hecho de que hace dos días el dueño de la empresa organizadora del evento, Miguel Ángel Flores, mantuviese ante el juez la versión de que había vendido 9.650 entradas y se ha preguntado si "habrá mentido en todo lo demás".

En la misma línea, Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, también ha destacado que el número de entradas que hay en las cajas superará previsiblemente el que dio el promotor del evento y el aforo máximo del pabellón.

El letrado Abdon Núñez ha pedido hoy al magistrado que investiga el caso que declaren como imputados ocho responsables municipales, entre ellos el concejal de Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos.

Por otra parte, la Fiscalía ha incoado diligencias informativas con el fin de determinar cómo han podido llegar a distintos medios de comunicación las grabaciones de las comparecencias de las dos personas que han declarado como imputados hasta ahora: la de Miguel Ángel Flores y la de Carlos Manzanares, titular de la empresa Kontrol 34, que supuestamente era la responsable del control en los accesos y en el interior del recinto.

La comisión de investigación municipal por los sucesos ocurridos en el Madrid Arena arrancará el próximo martes, día 27, con las comparecencias de los responsables cesantes de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, que gestiona el pabellón, de seguridad del Ayuntamiento y de la Policía Municipal.

Según ha anunciado el portavoz del PP en la Comisión y delegado de Economía y Empleo, Enrique Núñez, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no comparecerá "porque no ha tenido responsabilidades directas" en lo ocurrido en el pabellón la madrugada del pasado día 1 de noviembre.

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid -PSOE, IU e UPyD- han calificado de "imposición" y "boicot" la postura del PP sobre los comparecientes en esta comisión y se han reservado qué decisiones tomarán sobre acudir o no.