La marea verde pierde fuerza

madrid

| 06.05.2013 - 17:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El 9 de mayo los sindicatos han vuelco a convocar huelga en la educación. La marea verde pierde fuerza.

Dos de los principales sindicatos de profesores, representantes estudiantiles y la principal asociacion de padres de alumnos se desmarcan de la nueva convocatoria de huelga, prevista para este jueves. Prefieren negociar. Dicen que la huelga perjudicará a maestros y alumnos en la antesala del fin de surso.

Profesores, alumnos y padres han convocado conjuntamente una huelga educativa para el próximo 9 de mayo que abarca todas las etapas, desde infantil hasta la universidad, para pedir la retirada del proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOMCE) y en contra de los recortes.

Se trata de la primera vez en la historia de España en que se convoca conjuntamente por parte de los tres actores y en todas las etapas educativas, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), José Luis Pazos.

Así, las organizaciones agrupadas en la Plataforma Estatal por la Escuela Pública --formada por CC.OO, UGT, CGT, STES-i, Sindicato de Estudiantes, CEAPA y Movimiento por la renovación pedagógica-- han dado a conocer los acuerdos alcanzados y han reclamado al Ministro de Educación, José Ignacio Wert, que de "marcha atrás".

Concretamente, han decidido realizar también marchas nocturnas en las grandes ciudades durante la noche del sábado 11 al domingo 12 de mayo en las grandes ciudades, que saldrán, en el caso de Madrid, desde la sede del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y, en otras grandes ciudades, desde las delegaciones del Gobierno.

Estas manifestaciones tendrán paradas "en puntos de especial significación", como es el caso de Tribunal Constitucional en Madrid, al entender que "esta reforma educativa atenta contra la Constitución Española".