La 'marea' sale a la calle contra el aumento listas de espera y derivaciones

Medsap denuncia que la Comunidad de Madrid arrastra desde enero 76.678 personas en lista quirúrgica

madrid

| 18.02.2018 - Actualizado: 15:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La 'marea blanca' de asociaciones para la defensa de la sanidad pública conmemora este domingo su 65º edición contra los recortes y la externalización de servicios sanitarios con una marcha para denunciar el aumento de las listas de espera y la "privatización silenciosa de las derivaciones".

Bajo el lema 'Listas de desesperación, derivaciones de especulación', la 'marea blanca' se ha movilizado nuevamente por la implementación de la privatización sanitaria "en todos los niveles" a costa de disminuir los presupuestos para los servicios sanitarios "100% públicos" y "engordar" los que se desvían a empresas privadas.

En un comunicado, Medsap critica la "puerta giratoria" del exconsejero Manuel Lamela, ya que su bufete haya sido contratado para asesorar a Ambulancias Alerta, a la que adjudicó contratos millonarios como titular de Sanidad.

En su etapa como consejero del Gobierno de Esperanza Aguirre, Lamela adjudicó un contrato por valor de 11 millones de euros para la prestación en 2004 y 2005 del transporte no urgente en el área atendida por los hospitales madrileños Gregorio Marañón y la Princesa.

"Esta empresa de servicio de ambulancias ha perdido el último contrato y ha sido descartada por el actual consejero (Enrique) Ruiz Escudero, sin saber tampoco ni porqué ni cómo", señala el comunicado, que recalca que los favores del exconsejero "hoy los cobra él a costa nuestra".

Medsap denuncia la Comunidad de Madrid arrastra desde enero 76.678 personas en lista quirúrgica, aumentada en 2.844 personas más con respecto a diciembre de 2017.

En primera consulta de especialidades, la espera es de 381.252 personas con 10.500 más con respecto al mes anterior, y en cuanto a primeras pruebas hay 128.711 pacientes esperando, 13.302 más que en diciembre de 2017.

Según la Mesa, las derivaciones a centros privados son una "privatización silenciosa que se ha consolidado y que permite a los especuladores vivir muy bien a costa de nuestro patrimonio colectivo".